1 de junio de 2008

4 FORMULAS INTERNACIONALES PARA ELEVAR CALIDAD DE LOS FROFESORES

Por primera vez, el análisis de los datos a partir de los resultados del Simce 2007 confirmó lo que varios estudios internacionales venían revelando desde hace algún tiempo: que la calidad de los profesores es clave para el desempeño de los alumnos, incluso más que los recursos invertidos y el origen socioeconómico de las familias. En efecto, los estudiantes de colegios municipales que tuvieron a tres ó cuatro profesores con asignación de excelencia o calificados como "competentes" en la evaluación docente, lograron entre ocho y 15 puntos más que quienes estudiaron con profesores calificados como "básicos" o "insuficientes".

La Tercera.cl

Algo que países con altos desempeños en pruebas internacionales ya lo tienen integrado a sus políticas de educación. Un claro ejemplo es Corea de Sur, que en los años 50 inició un agresivo plan de mejoramiento, apuntando precisamente a elevar la calidad de sus maestros. Y lo logró: en los resultados de Pisa 2006, ocupó el primer lugar en Lectura y el cuarto en Matemáticas. Estas son algunas de las medidas adoptadas por ese y otros países para mejorar el nivel de sus docentes.

UN AÑO DE TUTORÍAS

Los primeros años en el ejercicio de la docencia son llamados "de supervivencia", por las dificultades que experimentan los recién egresados en adaptar sus conocimientos al aula. Tanto, que cifras nacionales indican que el 10% de los profesores chilenos deserta del sistema escolar antes de los cinco años de trabajo. Por esta razón, en al menos 10 países de la Oecd -Inglaterra, Francia, Corea, entre otros- se exige que los recién egresados pasen por, al menos, un año de tutorías. Estas son realizadas por profesores con más experiencia y buenas calificaciones de la misma escuela. Según las investigaciones, esta experiencia no sólo mejora el desempeño del recién llegado, sino también el del profesor antiguo.

En Japón y Finlandia, grupos de profesores bien calificados visitan a otros en sus aulas y planifican las clases juntos, una vez a la semana. En Nueva Zelanda, además, se entrega un financiamiento extra a las escuelas por cada profesor inexperto que reciben, para que puedan, por ejemplo, enviarlos a seminarios.

En Escocia, los docentes reciben ayuda no sólo para hacer sus clases, sino también para planificarlas. En otros países, la tutoría no es obligatoria, sino que es responsabilidad de cada escuela o de cada estado. Es el caso de Australia, Canadá o Estados Unidos. Muchos de estos países no contratan definitivamente a los maestros hasta que pasan sus primeros años de prueba.

ELEVAR LOS SUELDOS

Pagar mejores remuneraciones no es siempre sinónimo de calidad escolar. Sin embargo, es una estrategia usada para atraer a buenos estudiantes a la profesión docente. En algunos países, la jugada ha demostrado ser útil, como es el caso de Corea, Alemania, Japón y Nueva Zelanda.

En Corea, por ejemplo, cada año el 5% mejor de cada promoción de egreso es reclutado casi automáticamente para trabajar en escuelas primarias y aunque sus salarios comienzan bajos, van creciendo a medida que el profesor certifica sus capacidades y adquiere experiencia, llegando a triplicarse. Una gran diferencia con Chile, donde el sueldo inicial es uno de los más altos de Latinoamérica, pero se mantiene prácticamente igual durante toda la carrera docente. Tanto que se calcula que, en promedio, un maestro chileno termina ganando sólo US$ 2 mil más, después de 30 años.

Y las expectativas de renta son claves para atraer a los mejores: En estos cuatro países, la tasa de profesores subcalificados en el sistema escolar es de 4% en comparación con el 10% de Estados Unidos, que se encuentra en el tercio más bajo en cuanto a nivel de salarios. En Chile, el 35% de los profesores resultó con calificación de "insatisfactorio" o "básico" en la última evaluación docente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...