23 de junio de 2008

EDUCACION Y LGE: DEBATE QUE PROMUEVE EL GOBIERNO AHORA PARECE ENGAÑOSO

La discusión y la reflexión serán las principales acciones de los próximos día. Las puertas del debate ya están abiertas.

La semana pasada el Ejecutivo y los partidos de la Concertación firmaron un protocolo de acuerdo para fortalecer la educación pública en el que se establecen medidas y propuestas de una nueva legislación que asegure calidad y equidad, un nuevo régimen de financiamiento y también una carrera docente con competencia y alta especialización. Será enviado durante el segundo semestre y mientras eso ocurre, las autoridades invitaron a profesores, estudiantes y apoderados a debatir.

En el debate sobre educación que se viene, el Tribunal Constitucional podría jugar un rol fundamental. La nueva iniciativa incluirá indicaciones que no se agregaron a la LGE, un hecho que la derecha ya ha anunciado, no aceptará si ello incluye diferencias en el trato con los sostenedores de los colegios subvencionados o mejoras sólo para un sector de la educación. La oposición, parlamentarios incluidos, ha señalado que cualquier cambio en las actuales condiciones de entrega de la subvención que menoscabe a los particulares, será reclamada ante la autoridad. Hasta el Colegio de Profesores considera que si la LGE es aprobada en el Senado, el Tribunal Constitucional deberá pronunciarse sobre su apego a la Carta Fundamental. LN

“En todo el mundo el Estado da trato preferencial a la educación pública”, señala Rodrigo Cornejo, director ejecutivo del Observatorio Chileno de Políticas Educativas

Trato preferente del Estado a la educación pública (en lo económico, en la infraestructura y en los apoyos pedagógicos) y cambiar la municipalización por servicios locales de educación pública -con financiamiento preferencial, pago fijo por cantidad de aulas y no por asistencia, giro único y participación de la comunidad escolar- son los principales cambios que requiere la educación estatal para lograr la ansiada calidad. Así lo asegura Rodrigo Cornejo, coordinador ejecutivo del Observatorio Chileno de Políticas Educativas (OPECh) y académico de la Universidad de Chile.

Cornejo critica a la ministra del ramo, Mónica Jiménez, por insistir en que los movimientos sociales carecen de propuestas. "El Colegio de Profesores, secundarios y la FECh las tienen. Debiera comenzar por leerse las propuestas que entregó en su momento el bloque social de educación, que diga qué piensa y después que invite a nuevas mesas de trabajo", dice. Para la OPECh hay un tema básico e intransable en esta discusión: el trato preferente que el Estado debe dar a la educación pública. "Es ridículo e incomprensible que seamos el único país del mundo en el cual un sector político se niega a que el Estado garantice la educación pública. Eso no ocurre ni en EEUU ni en Australia, que son los países más capitalistas del mundo. Esto es como que en salud el Estado le dé subvención a los hospitales públicos, pero además subvencione a las clínicas. Es absurdo".

El problema, dice Cornejo, es que ese cambio fundamental ya no es posible, pues cualquier ley que apunte en esa línea podría ser impugnada por inconstitucional. "Si no está incorporado en la LGE, este es un debate falso y engañoso, porque para establecer el derecho preferente se requiere una reforma constitucional. Esto porque la Constitución, entre los pocos derechos que garantiza, está la libertad de empresa, de enseñanza y a no ser discriminado por el Estado en materia económica. Entonces si el Estado saca una ley que le da trato preferente a la educación pública, la derecha -con todo argumento- puede recurrir al TC".

Cornejo no tiene muchas esperanzas de un cambio real en la materia. "Lamento plantearlo así, pero creo que este debate está perdido, es engañoso y sólo nos permite ver la gran distancia que tiene la clase política con los movimientos sociales, que son los que van a esos colegios. Los políticos hacen su circo, se pelean, después se abrazan. Pero tienen frente a ellos una olla de presión. No sé cuáles son sus apuestas, pero hay algo claro e innegable: no hay país del mundo que no tenga definida su educación publica y que trate por igual a los colegios públicos y privados".

Fuente: La Nación.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...