1 de abril de 2008

¿Qué puede esperar A. Latina de Obama o Hillary?, E. Aquevedo

La actualidad ha sido particularmente agitada y compleja en este último mes, después de la vergonzosa secesión de Kosovo . Sobre las primarias en USA, en particular, digamos de partida que no nos entusiasma ninguna de las alternativas en juego.

El candidato republicano, McCain, si bien parece algo menos extremista que Bush, en definitiva es “más de lo mismo” y mantendrá en grueso la misma línea de la actual administración en caso de ser electo, lo que a priori no es descartable como lo destaca bien N. Chomsky. Los “espejismos” posibles pueden venir del campo demócrata. El punto central es que si bien pueden haber diferencias sensibles en política interna entre los candidatos republicanos y demócratas, en política externa las diferencias han sido y son secundarias.

No debería olvidarse que connotados demócratas como Kennedy y Johnson guerrearon brutalmente contra Vietnam, que Clinton bombardeó y desmanteló la antigua Yugoslavia, y sus respectivas políticas hacia América Latina (“patio trasero”) o hacia Africa han sido, por igual, o bien despectivas o simplemente neocoloniales. Ambas fuerzas, republicanos y demócratas, han despreciado sistemáticamente las políticas multilaterales, han pasado por encima de las Naciones Unidas reiteradamente y practicado, sin grandes diferencias, políticas hegemonistas y guerreristas, en beneficio de los intereses estratégicos de los grandes conglomerados económicos transnacionales que al final representan. Una excepción relativa a la regla ha sido Carter, que promovió iniciativas de paz en el Medio Oriente y en América Latina, aunque, digamoslo, sin resultados espectaculares.

En ese contexto, al que habría que agregar una situación internacional aún mas compleja y difícil que en periodos anteriores, no podemos sino ser escépticos tanto con Obama como con Hillary, en política exterior en especial. Sus diferencias por lo demás no son muy visibles en este plano, al punto de que ambos han evadido con igual empeño el tema de Irak, abordándolo solo lateralmente. Para nada ha sido hasta hoy un tema importante de la campaña y del debate nacional, como muchos esperaban, precisamente porque ellos lo han eludido.

Sobre el Medio Oriente y Palestina en particular, si bien Obama parece más audaz que Hillary en la búsqueda de una solución justa y negociada, ninguno de los dos parece tener la visión y la decisión que mostró Carter en su momento, lo que le valió junto a Arafat el Nobel de la Paz, en un cuadro internacional en todo caso relativamente más favorable que el actual. Respecto al tema de los Balcanes y la independencia ilegal de Kosovo, no tienen diferencias con Bush.
Y sobre América Latina, tampoco hay novedades significativas, aparte de una loable intención sostenida por Obama de dialogar sin exclusiones. Este aspecto, en todo caso, no deja de ser llamativo y positivo, al menos en la intención. El Plan Colombia no es cuestionado por ellos y seguramente continuara ejecutándose, así como seguirá vigente la beligerancia de la administración norteamericana con políticas de real independencia nacional promovidas con desigual inteligencia por gobiernos y movimientos latinoamericanos. En síntesis, escepticismo y cautela, pero nada de entusiasmo.

El reciente conflicto entre Colombia, Ecuador y Venezuela, que de algún modo comprometió al resto del continente, mostró con suficiente fuerza que el interés estratégico de USA continúa siendo controlar su “patio trasero” e impedir que éste conquiste por fin la autonomía y usufructo de sus importantes riquezas naturales, especialmente de petróleo y gaz. Porque ese fue el trasfondo del conflicto mencionado, donde Colombia aparece como el principal peón del "juego" norteamericana en la región. En esa coyuntura, ni Obama ni Hillary Clinton dijeron nada diferente a la política de Bush.

Sobre ambos temas, elecciones norteamericanas y conflictos latinoamericanos en curso, hemos publicado numerosos textos en este Blog, y lo seguiremos haciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...