1 de mayo de 2008

CHILE: CONCLUSIONES DEL MINISTERIO DE EDUCACION SOBRE RESULTADOS DEL PAIS EN PISA 2006

El informe entregado por el Ministerio de Educacion de Chile a fines del 2007 resalta los siguientes aspectos mas destacados para nuestro sistema, varios de los cuales constituyen interesantes signos de progreso, dentro de un cuadro general de resultados que siguen siendo insatisfactorios:

-- Al comparar los resultados de los estudiantes chilenos con sus pares latinoamericanos, ellos obtiene en la escala general de Ciencias un promedio que es significativamente superior, pero 62 puntos inferior al promedio de la OCDE (esta ultima diferencia equivale a un periodo anual de escolarizacion)..

-- Los porcentajes de estudiantes chilenos en los niveles inferiores fueron menores que en los otros países latinoamericanos, en tanto que los porcentajes en niveles superiores fueron más altos. Lo mismo se observa en relación al promedio latinoamericano. Sin embargo, los porcentajes de estudiantes en los niveles inferiores en Chile fueron mucho más altos que los observados en el promedio de países OCDE. También, es notorio que los porcentajes en los niveles más altos (4, 5 y 6) no se acercan a los exhibidos en el promedio OCDE.

-- Los estudiantes chilenos obtuvieron un puntaje promedio de 442 en la escala de Lectura, significativamente superior al alcanzado por todos los otros países latinoamericanos participantes en PISA 2006 y al promedio en la región. El promedio de Chile se ubicó a 50 puntos del promedio de la OCDE, lo que representa media desviación estándar.

-- Con relación a los niveles de desempeño en Lectura, y en comparación con los países latinoamericanos participantes en PISA, Chile tuvo los menores porcentajes de estudiantes ubicados en el nivel 1 y bajo este mismo nivel. Hay un 64% de estudiantes chilenos que alcanzan al menos el nivel 2, porcentaje que es más alto que en el conjunto de países latinoamericanos. El mayor porcentaje de estudiantes chilenos se ubicó en el nivel 2 (un 28%), lo que indica, entre otros aspectos, que casi un tercio de los estudiantes chilenos es capaz de localizar uno o más fragmentos con información en un texto, aun cuando haya otra información que compita o si la información relevante no está suficientemente destacada. Pueden identificar la idea general de un texto, comprendiendo las relaciones entre las distintas partes de éste o haciendo inferencias simples. También son capaces de evaluar la forma y el contenido de un texto de acuerdo con su conocimiento previo y sus experiencias personales.

-- Los estudiantes chilenos mostraron en 2006 un promedio en Lectura significativamente más alto que el obtenido por quienes rindieron PISA 2000. Al observar al conjunto de países que participaron en ambas mediciones, Chile fue el país que más aumentó su puntaje en Lectura (33 puntos) entre 32 países. Entre los otros países latinoamericanos que se pueden comparar con la medición 2000, Brasil se mantuvo sin variación, en tanto que Argentina y México bajaron significativamente su puntaje promedio.

-- Los estudiantes chilenos obtuvieron 411 puntos en la escala de Matematica, valor similar al conseguido por los estudiantes mexicanos, inferior al mostrado por los uruguayos (427) y superior al conseguido por los de Brasil, Colombia y Argentina.

-- Chile muestra una distribución parecida a la de México en relación con los niveles de desempeño en Matemática, con un porcentaje cercano al 55% de estudiantes que están en nivel 1 y bajo 1. Este es un dato preocupante, porque más de la mitad de los estudiantes en Chile no han desarrollado competencias que les permitan enfrentar situaciones problemáticas de vida que impliquen el uso de las matemáticas. Su razonamiento matemático sólo se aplica a contextos muy familiares; podrían usar procedimientos rutinarios, siguiendo instrucciones y no siendo capaces de proponer modos alternativos de resolver. El 46% de los estudiantes uruguayos se encuentra también en esta situación. El porcentaje de estudiantes chilenos bajo el nivel 1 fue tres veces el del promedio de la OCDE y el porcentaje en el nivel 1 fue casi el doble de ese promedio. Por el contrario, el porcentaje en los niveles 5 y 6 en la OCDE fue tres veces el que existe en Chile.

-- En la mayoría de los países, el género aparece relacionado con una diferencia en el rendimiento, por lo menos en algunas de las áreas. Las mujeres rinden mejor que los hombres en Lectura en todos los países participantes. En el caso de Chile, la diferencia entre hombres y mujeres es la más baja (17 puntos). Por otro lado, los hombres muestran mejores rendimientos en Matemática en más de la mitad de los países, existiendo uno solo donde las mujeres lo hacen mejor (Qatar) y un total de 21 países en los que no se evidencia diferencia de género en esta área. El puntaje en Matemática de los hombres en Chile es 28 puntos más alto que el de las mujeres, el valor más alto entre los países participantes. Con relación a la escala general de Ciencias y a las subescalas de competencias científicas, no es tan claro un patrón entre los países. Lo más frecuente es que no haya diferencias entre hombres y mujeres; esto sucede así en 37 países de los 57 evaluados. En el caso de Chile, la diferencia a favor de los hombres en esta escala (ciencias) es de las más altas entre todos los países participantes –por ejemplo, 22 puntos en escala general de Ciencias y 16 en subescala “Utilizar evidencia científica”–, siendo especialmente notable con relación a la subescala de “Explicar fenómenos científicos” (34 puntos).

-- En general, en todos los países los resultados de los estudiantes aparecen positivamente asociados al Índice Socioeconómico y Cultural PISA, es decir, mientras más alto es el valor del Índice, más alto es también el puntaje de los estudiantes en la escala de que se trate. En la escala general de Ciencias, en el caso de Chile el 20% con peores condiciones socioeconómicas y culturales (quintil 1) alcanza un puntaje de 387 puntos, comparado con el 20% con condiciones más favorables (quintil 5) que logra un promedio de 511 puntos, superior al del promedio de la OCDE.

A partir de los datos entregados mas arriba, el MINEDUC de Chile concluye:

• Entre 2001 y 2006 se ha producido un mejoramiento en los logros de Lectura en los estudiantes chilenos, el más alto observado entre todos los países participantes en PISA 2006, acortándose así la brecha con los países de la OCDE.

• En la escala general de Ciencias al igual que en Lectura, el rendimiento de los estudiantes chilenos sobrepasa al obtenido por los de todos los otros países latinoamericanos participantes en PISA.

• Clasificados en niveles de desempeño en la escala general de Ciencias y Lectura, los porcentajes de estudiantes chilenos en los niveles más bajos son los menores de la región.

• Los estudiantes chilenos rinden mejor que sus pares latinoamericanos en las tres dimensiones de la alfabetización científica: competencias, conocimiento científico y conocimiento sobre la ciencia.

• Al comparar estudiantes de similares características socieconómicas y culturales entre los latinoamericanos, los chilenos obtienen mejores rendimientos en Ciencias y Lectura.

Luego, al comparar a Chile con el promedio de los países desarrollados, concluye que aqui se evidencian las distancias que aún existen entre los resultados de nuestros estudiantes y los de la OCDE. En un mundo cada vez más compartido y competitivo, es necesario que nuestro país continúe en la búsqueda de mejores fórmulas que permitan acortar estas distancias.

• Matemática es el área que representa mayores desafíos para Chile. El resultado de nuestros estudiantes está más distante del promedio OCDE que en las otras áreas.

• Los resultados muestran que, en Chile, hay una gran diferencia entre los resultados de hombres y mujeres en casi todas las medidas comparadas, mostrando los primeros grandes ventajas especialmente en Ciencias y Matemática.

• La brecha interna entre los estudiantes que tienen peores y mejores condiciones socioeconómicas y culturales es muy amplia y se levanta como una gran señal de inequidad en nuestro sistema educativo. En el informe internacional se destaca especialmente el caso de Chile por la alta incidencia del nivel socioeconómico en la explicación de los resultados de nuestros estudiantes.

El Estudio PISA de la OCDE muestra que algunos países han tenido mejoras significativas en sus resultados educativos

04/11/2007 - El más reciente estudio PISA de la OCDE sobre el conocimiento y las habilidades de los alumnos de 15 años muestra que algunos países han tenido significativos avances en el desempeño de sus estudiantes desde el año 2000. Corea adicionalmente aumentó en 31 puntos la capacidad lectora de sus estudiantes entre 2000 y 2006, el equivalente aproximado de un año escolar, principalmente al elevar la proporción de estudiantes en los más altos niveles de desempeño. Polonia aumentó su desempeño en lectura en 29 puntos durante el mismo periodo. México y Grecia presentaron significativos avances en matemáticas entre 2003 y 2006. Sin embargo, el área OCDE como un todo se mantuvo estática en el desempeño de sus estudiantes, al tiempo que el gasto en educación aumentó cerca de un 39% entre 1995 y 2004.

El estudio también revela que hay un amplio pesimismo entre los estudiantes de secundaria con relación a los retos medioambientales así como poco entusiasmo por dedicarse a carreras científicas. Con base en los exámenes aplicados entre 400 mil estudiantes de 57 países en el año 2006, el más reciente PISA se enfoca principalmente en las habilidades de los estudiantes en comprender y manejar problemas científicos. Asimismo, provee una actualización de sus habilidades en lectura y matemáticas, misma que es comparable con los resultados del 2000 y 2003.

Mientras que la mayoría de los estudiantes encuestados dijeron estar motivados para aprender ciencias, sólo una minoría aspira a estudiar una carrera relacionada con la ciencia: 72% dijeron que para ellos era importante entender bien la ciencia; 67% disfrutan adquirir conocimientos científicos; 56% afirmaron que la ciencia les será útil para estudios futuros; pero sólo 37% dijeron que les gustaría trabajar en una carrera que involucre a la ciencia y el 21% dijo que le gustaría pasar su vida practicando ciencia avanzada.

En un momento en el que el conocimiento científico y tecnológico esta ayudando al crecimiento de las economías más avanzadas, los resultados de PISA 2006 revelan amplias variaciones en los niveles de preparación. Las aptitudes de los estudiantes hacia la ciencia serán cruciales para el potencial económico de los países en el mundo del mañana, y PISA 2006 ofrece una detallada visión de que tan bien preparados están los estudiantes al rededor del mundo para enfrentar los retos de la sociedad del conocimiento.

El país que mostró el mejor desempeño en PISA 2006 fue Finlandia, seguido por Hong Kong-China, Canadá, Taipei-China, Estonia, Japón y Nueva Zelanda. Por otra parte, Australia, los Países Bajos, Corea, Alemania, el Reino Unido, la República Checa, Suiza, Austria, Bélgica, Irlanda, Leinchestein, Eslovenia y Macao-China tuvieron un desempeño por arriba del promedio de la OCDE. La información en ciencias de PISA 2006 no es directamente comparable con los datos de estudio previos ya que la naturaleza de los exámenes cambió.

Los estudiantes provenientes de familias con un entorno socio-económico más favorable tendieron a mostrar mayor interés en la ciencia, y este interés fue mayor en Irlanda, Francia, Bélgica y Suiza. Una característica importante sobre el entorno de los estudiantes fue si tenían un pariente dedicado a alguna carrera científica.

En Australia, Canadá, Finlandia, Japón y Nueva Zelanda, por lo menos uno de cada siete estudiantes alcanzó los dos niveles más altos en el desempeño científico. En contraste en Grecia, Italia, México, Portugal, España y Turquía, la proporción fue de menos de uno de cada 20. En promedio en la OCDE, los estudiantes de las escuelas privadas superaron a los estudiantes de las escuelas públicas en la mayoría de los países. Sin embargo, la imagen cambia, cuando el entorno socio-económico de los estudiantes y de las escuelas es tomado en cuenta, en ese caso las escuelas públicas se desempeñan mejor.

El estudio destaca que clasificar a los estudiantes a una edad temprana aumenta el impacto del entorno socio-económico en el desempeño del estudiante. Los estudiantes muy jóvenes que son estratificados en instituciones o programas separados, reciben un impacto más fuerte del entorno socio-económico en el desempeño de la escuela. Las escuelas que dividen a los estudiantes por su habilidad en ciertas materias tienden a tener un desempeño menor en promedio.

El estudio identifica un interés considerable en los asuntos científicos entre los estudiantes. Muchos, por ejemplo, están al tanto de los asuntos medioambientales tales como la limpieza de los bosques y los gases invernadero. Sin embargo, los estudiantes son generalmente pesimistas sobre el futuro, con poco menos de uno de cada seis que consideran que los problemas tales como la contaminación o los desechos nucleares aumentarán en los próximos 20 años. Aquellos que se desempeñaron mejor en ciencia, mostraron estar más al pendiente de los asuntos medioambientales, pero son también los más pesimistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...