12 de mayo de 2008

JOSE MIGUEL INSULZA, EL VERDADERO RIVAL DE LAGOS? ENTREVISTA.

Ex pánzer de La Moneda dice que las encuestas "no me preocupan demasiado" porque las que "valen" son a partir de octubre. Y espera que -igual que la vez anterior- si "alguien tiene una ventaja evidente" ni siquiera se hagan primarias. Raya la cancha: Ayudará a candidatos, pero "no puedo salir a hacer campaña porque soy secretario general de la OEA, hago lo que puedo hacer". "El mundo está lleno de candidatos a los que se les pasó el cuarto de hora. Las cosas ocurren como ocurren... He declarado mi disponibilidad, pero no mi obsesividad".

Por María José Gómez, La Segunda.cl

El tema lo cautiva y a la vez lo colma. José Miguel Insulza sabe que apenas pisa Chile se desata un bombardeo natural de preguntas sobre su futuro presidencial, más aún cuando voces del PS quieren acelerar incluso su regreso a Chile. Como ducho ex pánzer de La Moneda, lo enfrenta curtido y con un norte claro: no zanjará su futuro en la OEA antes de las municipales de octubre y tampoco le quitan el sueño las encuestas -bajó en las dos últimas- porque para él las que "valen" son a partir de noviembre, post comicios.

Pero también se enoja a la mitad de la entrevista, reclamando no ser ni comentarista de "métodos presidenciales" ni analista de "juegos de competencias electorales". Lo cierto es que tras una maratónica agenda -que incluyó desde reuniones con la Presidenta y el PS, a una selecta comida con empresarios-, Insulza dejó Chile con "la primera estación" clara de su itinerario político: los socialistas no definirán su carta hasta después de las elecciones. Luego vendrá el «segundo tiempo» que es zanjar, espera él, un abanderado único de la Concertación.

Entremedio, irá y vendrá. De hecho, ya tiene su próximo periplo fijado para el 17 de mayo. Se tomará fotos con los "compañeros y amigos" que se lo pidan -recalca que "no será la primera ni la última vez", que ya lo hizo al irse a la OEA en 2005 y cuando ha vuelto-, y acota que se han inmortalizado con él "militantes de otras tiendas, incluso más allá de la Concertación", pero no suelta nombres. En su visión, "nada me impide hacerlo y lo voy a hacer. Sin embargo -y siempre lo he dicho-, lo haré en la medida que sea compatible con mis obligaciones como secretario general de la OEA".

-¿Esas actividades son suficientes para repuntar en las encuestas?

-No puedo salir a hacer campaña porque soy secretario general de la OEA; por lo tanto, hago lo que puedo hacer. La gente en la vida tiene que reconocer los límites que tiene. Ahora, las consecuencias de eso cada uno las enfrenta como quiere, pero no voy a salirme de mis obligaciones para hacer cosas que no puedo hacer.

-¿Por qué dice que no le preocupan los sondeos?

-Me encantan las encuestas y las miro con mucho entusiasmo, pero no hay que darles más importancia en un período que no es ni electoral. El próximo año empiezan a preocupar las encuestas. Y me parece negativo que se siga hablando tanto de las campañas presidenciales...

-Con las demás cartas activas en Chile, ¿no se le puede pasar el cuarto de hora?

-Uuyyy... El mundo está lleno de candidatos a los que se les pasó el cuarto de hora. Las cosas ocurren como ocurren, y yo hago lo que puedo hacer. He declarado mi disponibilidad, pero no mi obsesividad. Agradezco que piensen en mí, les voy a cumplir en todo, pero aquí nadie está ni obcecado, es lo peor que le puede pasar a la gente con ese tipo de cosas, porque viviría muy amargado.

-¿Y qué le dice la gran ventaja que tiene hoy Piñera en todos los sondeos?

-Una cosa muy clara: que es el único candidato que hay. Los otros son proyectos, posibilidades. Segundo, me dice que Piñera está en campaña hace bastante tiempo, porque quedó colgado de la elección pasada. Esto ha pasado antes, Joaquín Lavín estuvo a punto de ser elegido Presidente y, a los dos años del gobierno de Lagos, las encuestas lo daban por encima del Jefe de Estado, pues.

-¿Y qué le dice el crecimiento lento pero consistente de Lagos?

-Después de todos los ataques y las barbaridades que se dijeron de él, era natural que bajara y natural que suba después. Este tipo de campañas anti no son muy efectivas. El trato que se le dio durante varios meses y que se le estuviera culpando de una cantidad enorme de cosas era lo que probablemente le causó un daño mayor. Es normal que vuelva a subir y va a subir más probablemente, me parece muy bien.

-¿Qué le parece la convención que definió el PS para nominar a su carta?

-Eso lo definió en su Congreso, no me pronuncio sobre ella. Solamente recalco que cualquiera que sea designado en una convención o en cualquier otro mecanismo de su partido, tiene que tener siempre muy claro que todavía necesita el acuerdo del conjunto de la Concertación.

Elección de abanderado PS: Sin "ninguna forma de exclusión"


-Pero ese mecanismo excluye a Lagos: él dijo que ya fue el jefe de la coalición y no está dispuesto a ponerse al servicio de ninguna "tribu", no está para competencias internas...

-No sé, me imagino que la gente que patrocina al Presidente Lagos podrá hacerlo participar de alguna manera. Estoy porque los partidos elijan a los que quieran, no estoy por absolutamente ninguna forma de exclusión, requisitos o cosas por el estilo. Si un partido quiere elegir a quien le dé la gana, no veo ninguna razón para excluir a nadie.

-Algunos en el propio PS creen que esa convención es un intento de Escalona de bloquear la opción de Lagos.

-Yo espero que nadie, ni yo, ni Lagos, ni la Soledad Alvear, ni Eduardo Frei, ni Navarro, ni nadie puedan ser sometidos a ningún tipo de cortapisas. Y como estas convenciones son soberanas, si quieren elegir a alguien, lo van a hacer igual.

-Isabel Allende dice que, más allá de la convención, el PS va a tener que ser realista y mirar algún día lo que dicen las encuestas.

-Y yo pienso lo mismo, le encuentro toda la razón a la Isabel. Es como la última vez: varios iban a ir a una primaria, estábamos como locos buscando platas para hacerla, porque es bien costosa, y de pronto una de las candidatas decidió que la otra tenía una ventaja muy grande en las encuestas y se bajó. Espero francamente que en la Concertación esta vez pase lo mismo, porque mientras más apoyo popular tenga un candidato o candidata, mejor.

-¿Hay que reconocer el derecho del que esté marcando mejor en las encuestas?

-No es que reconozca el derecho, pero si alguien tiene una ventaja evidente, después de las municipales, es mejor atenerse a eso. No tiene mucho sentido hacer una elección.

-¿Cuál es el plazo límite para definir el candidato oficialista?

-No sé. Sólo le recuerdo, porque fue el día que me fui a la OEA y no se me va a olvidar, que el 24 de mayo de 2005 Soledad Alvear apareció en la TV renunciando a su candidatura. Si ella no lo hubiera hecho, habría habido una primaria por ahí por julio. Por eso digo que falta tanto.

Municipales: Los requisitos para declarar "victoria-victoria"


-¿Y cómo ve estas municipales? Las anteriores, del 2004, para muchos sellaron el destino de Lavín, dicen que esa noche perdió la presidencial.

-Esto demuestra el impacto de las imágenes en la política. En la municipal anterior, del 2000, la Concertación le ganó a la oposición por un amplio margen, pero por la forma en que se elegían los alcaldes sólo logró dos más que la oposición. En 2004, la Concertación superó a la oposición por no mucho más, pero le ganaron como 60 alcaldías y terminaron con una ventaja de 100. No fue un gran cambio en el voto popular: la modificación del método de elección -a una directa de alcaldes, que para mí es mucho más justa- provocó una especie de pánico en la oposición, que creía que ya iba a ganar la elección y dijo "perdimos".

Como le oí a Osvaldo Puccio, las elecciones ni se ganan ni se pierden, se explican. Y quiero ver cómo se van a explicar éstas. Si la Concertación saca 60 o 70 alcaldes más que la oposición, le va a costar decir por qué perdió 30. Si a la oposición le va bien pero pierde Santiago o La Florida, va a estar explicando eso.

Para que uno pueda proclamar «victoria-victoria» tiene que ganar en votos, sacar tantos o más municipios que la vez anterior y alguno de los emblemáticos.

-¿Cómo van a influir en las elecciones temas como EFE, el montaje de Curepto, el Registro Civil, el «frambuesagate»? Cuando el tema de la corrupción se está transformado en un tema de alta preocupación en las encuestas.

-No menosprecio ningún tema, pero francamente creo que la mayor parte de los incidentes son menores, deben ser sancionados, pero no deberían dar origen a una especie de paranoia de la corrupción. El del Registro Civil sí que es un tema complejo, que debe ser investigado acuciosamente.

-O sea, ¿no ve la corrupción como tema de campaña?

-Francamente, sería perjudicial para el que lo haga, porque la gente se da cuenta cuando las cosas se exageran. Con el Presidente Lagos la gente se dio cuenta que sí, que a lo mejor había cometido algún error, pero que le estaban echando con «l'olla», como se dice. A la oposición no le fue bien con la campaña contra él.

-Volviendo a Lagos, ¿cree que él tiene un tiempo ilimitado para definir si será candidato de nuevo?

-Por cierto que no. No creo que tenga un tiempo ilimitado, debería decidirlo pronto. Debería decidir pronto si quiere entrar en un proceso o no.

-Todos los análisis señalan que su postura de no decir ni sí ni no, pero lanzando un cuasi programa en Punta Arenas, mantiene un poco encadenados al resto de los candidatos oficialistas.

-No, encadenados sería si estuviéramos en carrera. Pero como nadie está en carrera ni quiere estarlo, nadie está encadenado.

-Pero Ud. mismo ha dicho que no competiría con él.

-Pero eso se verá después de las elecciones de octubre. No es un problema con Lagos. Yo no abriría el enredo a plantear primarias internas dentro de un sector de la Concertación. Sí tiene que haber primarias entre los sectores de la Concertación. Pero la idea de que haya un candidato de cada partido y todos compitan en una primaria, no me parece conducente. Por lo tanto, sería importante que se buscara un acuerdo.

Ahora, como el Presidente Lagos tiene una doble militancia, no existe método para definir entre candidatos de la misma corriente. No es que diga si compito o no; si decido competir, lo haré con quien haya... Pero no hay forma de hacerlo.

-La definición sería entre el candidato de izquierda y el DC.

-En principio sí, ojalá ni siquiera eso, ojalá las encuestas den antes una respuesta.

Pero le puedo decir una cosa bien francamente, y por favor póngalo. Estoy muy incómodo con esta discusión, yo no soy un estratega político, no soy un analista político para tener que estar hablando de todas estas cosas. Está bueno. Me enojé...

-Pero Ud. es una de las cartas...

-Sí claro, pero no tengo por qué meterme en si vamos a hacer el día antes, el día después, en la mañana o en la tarde la primaria. No estoy para eso, por Dios. Soy el secretario general de la OEA.

Tema energético: "Es complicado y Chile tiene que tomar decisiones"


-Y desde ahí tiene una visión privilegiada de un año económico complejo: crisis energética y alimentaria, petróleo caro, bajo crecimiento y alta inflación.

-Hago excepción inicial de la crisis alimentaria, depende cómo uno la toma... El escenario un poco catastrófico de la cantidad de gente que se va a morir de hambre por la situación alimentaria tiene que ser contrarrestado con la posibilidad de producir más alimentos también a largo plazo.

El tema energético es más complicado y este país tiene que tomar algunas decisiones. No sacamos nada con seguir diciendo que no a esto o lo otro. Ha llegado el momento de decir sí, de tomar decisiones firmes que permitan efectivamente llevar adelante las centrales hidroeléctricas, o tomar decisiones sobre el tema de la energía nuclear, o decir cuáles son las otras alternativas.

Ojalá lleguemos a tiempo y ojalá se terminen de construir pronto las plantas de gas natural envasado.

-¿No le preocupa la alta inflación?

-Voy a tener que esperar algunos meses, porque una vez no es suficiente. Pero sí, me preocupa.
Hay algo muy importante: hemos crecido varios años sobre la base de economía abierta, buen manejo macroeconómico y otros factores, como un gobierno eficaz. Pero creo que en un momento determinado no son suficientes y hay que empezar a decidir en qué áreas queremos que crezca la economía y empezar a invertir más recursos en las cosas que llevan la vanguardia del desarrollo global, que son la alta tecnología, investigación y desarrollo y la educación de alto nivel. No sólo no vamos a crecer, sino que no vamos a distribuir bien nuestro ingreso mientras no invirtamos muchos más de lo que estamos invirtiendo. Tengo la impresión de que el desarrollo científico y tecnológico no ha andado, a pesar de los planes que hay, no han funcionado.

-Respecto de la OEA, existe la impresión de que existe un nuevo protagonismo post incidente Colombia-Ecuador.

-Sin duda que en el caso de los países miembros se nota un cambio importante. Cuando se produjo el golpe del año 2003, donde se sacó al Presidente Chávez, la OEA estuvo discutiendo qué es lo que hacía desde que se produjo el golpe hasta que el Presidente Chávez volvió. O sea, fue completamente inefectiva, no hizo nada, ni a favor ni en contra. Sacó una resolución como quince días después. Ese recuerdo está muy en la mente de la gente, y, por tanto, la reacción rápida con Colombia y Ecuador, el consenso reunido y que hayamos sacado una declaración en la madrugada del día siguiente, después de discutir largamente, marca...

-¿Qué le dicen sus amigos embajadores de este enojoso tema de los itinerarios presidenciales?

-Ellos dirían que naturalmente no les parecería mal que su secretario general postulara a la Presidencia de la República de su país, pero sí les parecería mal probablemente que su secretario general los dejara para ir a probar suerte, que no es lo mismo, a ver cómo me va, a ver si en la calle me pesca alguien... Eso no les parecería.

Respuestas a 7 «interrogadores»: La OEA, alternancia, el modelo chileno...

-Existe incompatibilidad entre la actividad política interna y su cargo en la OEA, para el cual fue respaldado por todas las fuerzas, el que además utiliza como tribuna. ¿No hay un deber de abstención de su parte? ¿No debería renunciar si va a ser candidato presidencial PS? (HERNAN LARRAIN, UDI)

-Si alguna vez soy candidato presidencial, sin apellido, por cierto que voy a renunciar a la OEA, pero falta mucho para eso. Además, no existe ninguna norma que me impida opinar sobre las cosas de mi país. Probablemente no debería opinar en temas de coyuntura... algunas veces se me escapa un poco la moto, lo reconozco, pero trataré de no hacerlo. Pasó una vez, a raíz de lo de Yasna Provoste, pues (su destitución) me enojó mucho.

Le agradezco mucho la pregunta a Hernán, porque él fue a la OEA a apoyarme. Pero no recuerdo que ninguno de estos senadores me haya acusado de meterme en los asuntos internos de Venezuela cuando le dije al Presidente Chávez que no cerrara RCTV. Varios me aplaudieron y ninguno me criticó por meterme en política interna de Venezuela.

-En materia presidencial, muchos insisten en que para la DC es imposible no ir con candidato propio en primera vuelta. ¿Qué piensa Ud.? (RICARDO SOLARI, PS)

-Cada uno decidirá cómo lo hace, pero la Concertación tiene que llevar un solo candidato o candidata a la presidencial del 2009.

-Considerando que la alternancia en el poder puede ser sólo formal, ¿su gobierno sería de continuidad de Lagos, o al contrario, cambiaría la agenda socialista? (CARLOS LARRAIN, RN)

-La Concertación, y no hablo de un eventual gobierno mío ni de nadie, tiene que ampliar su agenda muy sustantivamente e incluir los temas de transformación que el país necesita. No seguir hablando de las cosas de la década de los 90 sino que plantearse en el 2000.

-Suele decirse en las 5 manzanas del centro que pasará mucho tiempo para que una mujer vuelta a ser Presidenta... (JORGE BURGOS, DC)

-Eso me parece absolutamente machista. Es raro, porque cuando un señor hace un pésimo gobierno, nadie dice que pasarán muchos años antes de que otro hombre sea elegido Presidente. Me molesta la desigualdad intrínseca: que las mujeres tienen mayores obligaciones que los hombres en materia de calidad de su gobierno.

-Cuando las coaliciones se extienden muchos años en el gobierno, tienen problemas de corrupción y poca capacidad de facilitar el desarrollo. Ejemplos de ello son el Transantiago y el bajo crecimiento. ¿No cree que sería sano para que hubiese alternancia? (CRISTIAN LARROULET, LYD)

-Lo que sería sano no es necesariamente la alternancia, sino que extendiéramos la democracia dándole derecho a voto a todos los chilenos que lo tienen. La Constitución dice que son ciudadanos todos los mayores de 18 años y que no han cometido delito que implique pena aflictiva. No veo por qué no se hace eso. Si la oposición quiere alternancia, lo que debe hacer es crear un poco más de incertidumbre al sistema político abriendo las llaves para que un millón y medio de jóvenes entren al universo electoral.

-Varios concertacionistas han afirmado que el modelo chileno es neoliberal, ¿está de acuerdo? (ALFREDO JOIGNANT, EXPANSIVA)

-No creo que estemos en un modelo neoliberal. En Chile tenemos un Estado activo en temas sociales y políticos. Quisiera que tuviéramos un Estado algo más activo en la economía, no para ser propietario de empresas, pero sí para fijar grandes prioridades nacionales como lo hacen los países a los cuales les va mejor y son más competitivos.

-Por tercer año, y en un escenario de bonanza de exportación, la economía está defraudando las expectativas y creciendo a sólo 4%. ¿Tiene en la mente un conjunto de reformas capaces de poner de vuelta a Chile en la pista de alta velocidad? ¿Sería ese proyecto capaz de concitar la unidad de la Concertación? (JUAN ANDRES FONTAINE, ECONOMISTA)

-Hay que llevar adelante un programa económico que supere la idea de que hay que tener buenas políticas macro y apertura externa, y que el mercado resuelve el resto. Está claro que el mercado no resuelve el resto, y hay que tener también políticas públicas en materia económica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...