24 de mayo de 2008

LOS LEGIONARIOS DE CRISTO: "POR SU OBRA LOS CONOCEREIS", R. Soto

Después de sesenta años de trabajo silencioso pero incesante, el cielo comienza a verse cada vez más claro para el ejército de cristo en la tierra. Portando los estandartes del evangelio más conservador del catolicismo, los Legionarios de Cristo han galopado desde México para expandirse por el mundo y tener un lugar privilegiado en la curia vaticana.

Por Rodrigo Soto, Revista El Periodista.

Toda una hazaña, si pensamos que sesenta años no es nada para una congregación religiosa que hoy está presente en decenas de países, que cuenta con cientos de colegios y una amplia gama de organizaciones que influyen de manera determinante en el desarrollo cultural de las sociedades. Su prioridad por llegar a las elites del poder económico y político hoy no sólo le reportan dividendos para continuar su obra, sino que aseguran la profundización de su injerencia social y un nivel de contactos para ser escuchados dentro y fuera de la Iglesia.
Fundamentalistas para muchos, verdaderos cristianos para otros, los Legionarios de Cristo hace más de veinte años que llegaron a Chile para expandir su doctrina y ganarse los corazones de un selecto mundo empresarial y político. Desde entonces su labor no ha parado y crece cada día, a sus centros educacionales hoy se suman sus fundaciones y trabajos sociales que influyen en la discusión y tratamiento de temas valóricos como el divorcio, la píldora del día después, la educación sexual y el aborto. Visualizar el complejo trabajo de esta congregación en el mundo y nuestro país, es el primer paso para comprender de manera certera en que radica su doctrina y cuáles son los componentes que hoy caracterizan a los grupos católicos ultra conservadores bendecidos desde Roma, e influyentes en las arquidiócesis de América Latina.

El ejército que llegó del cielo

"La legión debe ser fuerte como un ejército en posición de combate."
(Papa Pío XII al bendecir la obra en 1947)

Extender el reino de cristo sobre la tierra no es tarea fácil para quien se lo proponga, menos aún, cuando esa misión está nutrida de un componente apostólico extremadamente conservador que nace en un contexto social, político y eclesiástico desfavorable para su desarrollo. Fundada el 3 de enero de 1941 en México, la Legión de Cristo desde sus orígenes ha sabido sortear las dificultades para su avance a través de una estrategia de penetración a largo plazo, bien pensada por su fundador Marcial Maciel Degollado. Nacida como una respuesta a los fuertes peligros que enfrentaba el Vaticano en América Latina, en la segunda mitad del siglo pasado (teología de la Liberación, avance de la izquierda, transformación cultural y social), la congregación es hoy otro de los referentes importantes del catolicismo conservador —junto con el Opus Dei— que se caracteriza por su práctica sectaria, su pensamiento político de derecha y sus vínculos con el poder.

Evangelizadores infatigables, los Legionarios profesan el amor incondicional hacia María y ven en Jesucristo el centro y modelo de vida a imitar. Desde una concepción espiritual, sus miembros son militantes activos que luchan —a través de la evangelización— contra la indiferencia religiosa, el rescate de los valores universales (familia, matrimonio, respeto por el cuerpo) y la proliferación de movimientos religiosos alejados del origen del catolicismo como los evangélicos. Entre sus principios básicos que impregnan todo su accionar están el amor al trabajo y la senda de la caridad. A diferencia de otras corrientes religiosas, su misión evangelizadora no se centra en una masiva predica oral acerca de su proyecto que involucre a grandes masas sociales y desde ahí captar sus fieles. Los Legionarios de Cristo desde sus inicios han privilegiado el trabajo a largo plazo en donde la educación juega un rol central para la formación de sus futuros líderes, los cuales, están llamados a crear y desarrollar instituciones de formación doctrinal, a través de su vida cotidiana y en todos los espacios que ella involucra.

Desde temprano la Congregación fue mirada con buenos ojos por el Vaticano, ya en 1946 el Papa Pío XII bendice y acoge la obra creada por Maciel y se toma la libertad de trazar un objetivo que ha sido clave para su desarrollo " preparar y ganar a la causa de Cristo a los líderes de América Latina y de todo el mundo". La opción preferencial por las elites, no sólo ha penetrado con gran fuerza en los segmentos de poder y captado a numerosos miembros para su movimiento Regnum Christi, sino que gracias a ello, han podido extender su obra a todos los ámbitos sociales claves para su proyecto. Hoy, el ejército de Cristo forma a los Legionarios del mañana a través de una extendida plataforma educacional, empresarial, social y la evangelización a tiempo completo.

Su proyecto educativo cubre todas las necesidades para su desarrollo estratégico y, del mismo modo, tiende una mano caritativa a los sectores más desfavorecidos y así calma un poco las críticas. La Legión de Cristo hoy cuenta en México con un poderoso andamiaje Universitario (Anáhuac, A. Del sur, Xalapa y Mayab), 3 Institutos Juan Pablo II para la Familia y un Instituto Superior de la Familia, en España manejan el Centro Universitario Francisco de Vittoria, en Nueva York el Centro de Estudios Superiores y en Italia se ubican dos centros formativos para sus seminaristas: el Colegio Matter Ecclesiae y el Pontificio Ateneo Regina Apostolorum. A ello se debe sumar una basta red de colegios de elite que manejan en países como Argentina, Brasil, Colombia, Venezuela, Estados Unidos, Canadá, Chile, Francia, Italia, Irlanda y Suecia. Para insertarse en el mundo popular, han creado el programa Mano Amiga, el cual sostiene colegios que tienen como modelo educacional la formación y el desarrollo de los valores espirituales en los alumnos y sus padres.

Para los Legionarios la caridad es un tema importante y que rige su doctrina. En palabras de su fundador "Una de las notas de autenticidad de una vida cristiana es la grandeza de alma para sensibilizarse ante las necesidades de todos los miembros que pertenecen o pueden pertenecer al cuerpo místico de Cristo". En esta línea, a su programa Mano Amiga, se suman otros con características de trabajo comunitario por bastos rincones de América Latina predominantemente indígenas, en donde junto con la evangelización se implementan pequeñas microempresas y se otorgan créditos. Al respecto, desde que el Papa Pablo VI (1970) les encomendara hacerse cargo de las poblaciones del estado mexicano de Quintana Roo, en donde viven en su mayoría indígenas Mayas, los Legionarios no han parado de evangelizar y trabajar con la caridad. Hoy el 10 % de sus sacerdotes está enclavado en ese lugar y desde entonces han levantado más de 250 Iglesias.

Un polémico programa que desarrollan los Legionarios en algunos países se llama "La caridad de Cristo nos urge", el cual consiste en una cadena de caridad para entregar alimento y ayuda espiritual. Miembros del movimiento establecen contactos con algunas tiendas que venden alimentos y estén dispuestas a donarlos, luego de esto, en las Iglesias se venden los vales por comida de las tiendas adheridas, el resto, lo cuentan ellos "una vez comprados los vales las personas llevan los vales consigo y los regalan a los indigentes que encuentran por las calles, al cambiar el vale cada persona recibe su alimento más un folleto informativo y una invitación para su futura formación".

Si hay algo que caracteriza a los Legionarios es su disciplina y su entrega por el trabajo, reconocido es su respeto jerárquico al interior de la Congregación y la imposibilidad de disentir de manera pública. Para ser sacerdote de la orden sus seminaristas deben sortear entre 13 a 18 años de estudios, tres veces más que el ciclo normal. Décadas atrás, los Legionarios acostumbraban a formar desde niños (12) a sus futuros sacerdotes, hoy el promedio de edad está en los 17 años. Todos los seminaristas estudian dos años en Roma en el Instituto Ateneo Apostolorum que años atrás bautizó con orgullo el Secretario de Estado del Vaticano, Angelo Sodano, quién intercedió de manera importante para lograr la liberación de Pinochet cuando este estaba detenido en Londres.

Estudiosos y trabajadores, los Legionarios siempre están en alguna actividad de adoctrinamiento espiritual en el país de origen o en el exterior, en su VII curso de formadores para su movimiento Regnum Christi en Italia tuvieron ilustres visitas como el ex Presidente italiano Oscar Luigi Scalfaro, Renato Boccardo jefe de protocolo y encargos especiales del Vaticano y Arturo Mari asistente y fotógrafo personal de Juan Pablo II. Las figuras que circulan por sus asambleas, charlas, seminarios y retiros espirituales siempre provienen del mundo doctrinal de los Legionarios y del Opus Dei. En países como el nuestro, miembros de uno y otro grupo pertenecen a un selecto y reducido ámbito de elite en donde siempre convergen y se tienden la mano para sacar adelante algún proyecto. La línea divisoria es tan tenue que prácticamente no se divisa a primera vista.

El hombre del maletín de cocodrilo

"Desgraciadamente el hombre lleva en su naturaleza, herida por el pecado, una tendencia casi irrefrenable a pensar mal del prójimo, a interpretar torcidamente sus intenciones, a descubrir más fácilmente sus defectos y sus errores que sus cualidades y sus aciertos." El mexicano Marcel Maciel Degollado (1920) fundador de los Legionarios de Cristo sabía bien a que se refería cuando escribió estas reflexiones en 1993. A finales de la misma década, volvería a releerla cuando ya pensaba que todo había pasado. De dulce y de agraz ha sido la vida de este polémico y carismático hombre que ya a los veinte años era el Superior General de una congregación religiosa. En 1956 el Vaticano lo destituye de su puesto y le cierra las puertas de su sede por las denuncias sobre sus problemas de adicción. Aquel día Maciel lloró desconsolado ante sus seguidores al anunciar la noticia de su alejamiento que se había decidido en Roma hasta investigar las denuncias. Dos años más tarde volvió a la cabeza de su Legión y a caminar por los pasillos del Vaticano. Para muchos la investigación nunca se realizó, para otros, el poder del líder y sus contactos valían más que una simple denuncia.

Las acusaciones contra Maciel lo sindicaban como consumidor de morfina, que se comercializa como Donatil. El diario La Jornada de México recogió una serie de testimonios en Estados Unidos y Europa en donde ex estrechos colaboradores cuentan sus experiencias con el líder de Los Legionarios. Saúl Barrales, quien fuera su asistente personal ha declarado que el mismo Maciel se las inyectaba o pedía que le suministraran. En abril de 1956, en las dependencias de la clínica Salvator Mundi el Cardenal, Valerio Valeri, presenció la imagen del Legionario fundador de la orden afectado por una dosis. Muchos aseguran que en el maletín de cuero de cocodrilo de Marcel Maciel habían decenas de ampollas de una pulgada con su líquido de Donatil. Otro que asegura haber sido testigo de las inyecciones de Maciel fue el ex Pdte. de los Legionarios en Estados Unidos (1971-1976) Juan José Vaca. Durante ese trágico 1956 para Maciel, diferentes médicos extendieron certificados en donde indicando que el líder Legionario no era consumidor. La rubrica del médico personal del Papa Pío VI también se estampó.

Maciel ha reconocido que el y la orden salieron fortalecidos de estas acusaciones porque durante esos años logró estrechar más su contacto espiritual con Cristo. Lo cierto es que después del impasse, la actividad de este frenético Legionario no ha parado y el crecimiento de su obra tampoco. En la última década han duplicado su número de sacerdotes (500 aprox.), seminaristas (2.300), laicos comprometidos y los siempre imprescindibles evangelizadores de tiempo completo. En 1991, en momentos que se celebraban los 50 años de la Congregación, el Papa ordena 60 nuevos legionarios, a principios del presente año ordenó sacerdotes a otros 37 Legionarios.

En el terreno político eclesiástico Maciel ha ascendido posiciones y hoy se codea con lo más selecto de ese mundo y tiene llegada directa a Juan Pablo II. Este último, en 1983, aprobó el texto definitivo de las constituciones de los Legionarios y cada vez que ha visitado México (1979-1990-1993) ha pedido expresamente la compañía de Maciel. En la década de los noventa el Papa lo honró con una serie de puestos de primer nivel; en 1992 lo nombra miembro de la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y en 1994 Consultor permanente de la Congregación para el clero.

En 1997 el diario norteamericano The Hartford Courant hace públicas nuevas acusaciones contra Maciel por abusos sexuales. Un grupo de ex Legionarios (3 profesores, un cura, un maestro, un agricultor y un abogado) declaran haber sido abusados por el líder durante los años 40,50 y 60, cuando ellos tenían alrededor de 12 años y se encontraban en los seminarios de la Iglesia en España e Italia. La investigación nunca se llevó a cabo; la respuesta oficial del Vaticano vino a través de un gesto simbólico que molestó a muchos personeros del mundo católico. Juan Pablo II nombró al líder Legionario: Miembro de la Asamblea especial para América del Sínodo de los Obispos, pese a que Maciel no tiene tal rango. Hoy éste vive en Roma y se comunica a través de tele conferencias con sus seguidores.

Las mechas de los Legionarios en Chile

"Si sois lo que tenéis que ser, ¡Prenderéis fuego al mundo entero!
(Juan Pablo II, 60° aniversario de la Congregación, enero de 2001)

A Chile los Legionarios de Cristo llegaron a comienzos de los ochenta y su primera misión encargada por la Iglesia fue hacerse cargo del Instituto Zambrano. Desde entonces cuenta con conspicuos miembros y una gran expansión de su obra, pese a ello, el grueso de la población desconoce su trabajo o sencillamente no identifica quiénes están detrás de experiencias legionarias en el ámbito empresarial, la educación, los temas valóricos y un incipiente protagonismo político. Vicente Muñoz, académico e investigador de temas como FIDUCIA (tradición, familia y propiedad) reconoce e identifica los elementos del éxito de los Legionarios en Chile " ellos van a tener mayor proyección que cualquier otro grupo religioso, porque se han metido en el ámbito de la educación básica hasta la superior. La propuesta de ellos es muy inteligente a largo plazo porque tiene que ver con temas valóricos que siempre van a estar presentes en la sociedad".

Encumbrados en la alta cordillera, los Legionarios manejan en Chile los exclusivos colegios "Cumbres", "Everest" y "San Isidro" con un total de 5000 alumnos, además, controlan la Universidad Privada Finis Terrae (ver el Periodista N°1) y solventan colegios (Mano Amiga) en sectores precarios de la sociedad. También cuentan con un Centro de Asesoría Pedagógica para la creación de curriculums escolares y un completo sistema de formación espiritual para los alumnos y sus padres. Hace unas semanas la Fundación Chile Unido (legionaria) desarrolló un taller de discusión sobre los contenidos mínimos de la educación, uno de los expositores fue el Coordinador de la unidad de currículo del Ministerio de Educación (MINEDUC), Cristian Cox. En colegios tradicionales de la zona oriente como el Santa Ursula, Apoquindo y The Grange los Legionarios se encargan de la educación religiosa.

En una sociedad reconocidamente católica como la nuestra y donde las libertades personales aún se mantienen restringidas, no resulta extraño que un grupo como este, concentre sus esfuerzos por mantener y profundizar los principios más tradicionales de la Iglesia. "El tema de ellos es poder difundir su doctrina a través de la educación y la familia. Esa es la clave de su éxito y son cosas fundamentales para este país, en Chile nadie discute y ningún partido político cuestiona el tema de la familia, todos consideran que es cierto que esta es el núcleo básico en donde se transmiten los valores más importantes", comenta Muñoz. En esta línea los Legionarios no sólo han colocado bien sus piezas, sino que cuentan con un nutrido grupo profesional (ciencias duras) que apoya y difunde sus principios fundamentales. Para ellos, el futuro de la humanidad pasa por la familia, de ahí la necesidad de transformar a cada hogar en una "Iglesia doméstica" en donde educar y formar a los hijos…

Hoy cuentan con la Fundación Chile Unido que es la que ha estado trabajando hace dos años en una campaña —del terror para muchos— contra el aborto. Dos de sus integrantes dictan clases en la carrera de Ciencias de la Familia de la Universidad Finis Terrae; Juan Carlos Eichholz quien es el Director ejecutivo de la Fundación y asesor de la presidencia del Diario El Mercurio y La Segunda; y Paulina Villagrán Directora del Centro de Estudios de Chile Unido, que publica interesante documentos (corrientes de opinión) que versan; acerca del desequilibrio de los hijos que no cuentan con una familia sólida, los benéficos del matrimonio y lo nefasto del divorcio, la recuperación de un auténtico feminismo servicial, lo antinatural de legislar a favor del reconocimiento de posibles uniones entre homosexuales y las consecuencias positivas entre la relación: religión-conducta social.

Otras iniciativas de los Legionarios para resguardar e incidir en las conductas sociales son la Fundación Familia Unida (exalta y alimenta los valores del matrimonio entre esposos y pololos en el club Manquehue) que la dirige la Directora de la carrera de Ciencias de la Familia (UFT) Carmen Gloria Benroíza. Pro superación personal en donde las esposas de los Legionarios evangelizan a los obreros que trabajan en sus empresas, ANSPAC otra forma de exaltar los valores católicos en las empresas y poblaciones de Santiago como la José María Caro, en la misma senda avanza Familia Misionera en donde los apoderados de los colegios de elite de los Legionarios bajan desde la Dehesa para desarrollar un trabajo social-doctrinal en la población La Pincoya. En 69 países de otros catorce países dirigen centros familiares

La mujer y su papel fundamental en el desarrollo de la sociedad adquieren un viejo prisma desde los ojos de los Legionarios de Cristo. "Ellos ven a la mujer como alejada del espacio público, la mujer para el matrimonio y la familia, la mujer para la educación y las cosas bellas, pero no para el pleno mundo del trabajo, la mujer tiene que estar limitada al espacio privado, lo que es una concepción casi medieval del rol de la mujer en la sociedad", comenta Muñoz, profesor de las Universidades Santo Tomás y Humanismo Cristiano. Alejados de esta interpretación, los Legionarios dicen "tratar de difundir una visión auténtica de la feminidad acorde con el magisterio de la iglesia y de promover iniciativas encaminadas a hacer valer los auténticos derechos y deberes de las mujeres, y a evitar que se siga manipulando la figura femenina".

Un gran rompecabezas por armar es la huella que tienen los Legionarios de Cristo en Chile. Difícil resulta conocer su composición general porque no hay datos oficiales ni periodistas independientes que les llame la atención el tema, intentar llegar a ellos es casi imposible para los que no se mueven en su ambiente, cuantificar de forma certera el real poder que hoy tienen aún es una tarea pendiente. Pese a ello, han tenido que ir abriéndose para conquistar espacios para la obra y así es como se van uniendo las piezas. Al respecto Muñoz señala "Hay una cantidad importante de gente que ya ha ido ocupando puestos políticos importantes en los gobiernos locales y en esferas educacionales, yo creo que pronto van a salir otros personajes que se van a auto proclamar como Legionarios de Cristo". Comunas populosas del gran Santiago ya tienen a dos Legionarios de Alcaldes; el UDI (Unión Demócrata Independiente) Pablo Zalaquett en La Florida y el de Renovación Nacional (RN) Manuel José Ossandón en Puente Alto. Raúl Torrealba (RN) dirige los destinos de Vitacura.

El empresario Pablo Zalaquett es un antiguo Legionario que junto a Hernán Cubillos (hijo del ex Ministro de RR.EE. de la dictadura) fundaron en Chile Generación Empresarial (GE). Obra internacional de los Legionarios, esta iniciativa que está presente en Francia, Brasil, México y España se dedica a fomentar los valores que promueve la congregación, entre la elite empresarial de los países donde se encuentra. Transformándose en un nicho ideológico que se potencia al captar seguidores poderosos que luego irradian estos principios en sus empresas. Como lo hace el Legionario y oficial de reserva de la Armada de Chile, Nicolás Ibáñez, dueño de D&S (Almac, Ekono y Líder) y Presidente de la Fundación Adolfo Ibáñez (Universidad Privada) En sus supermercados las mujeres no pueden ir a trabajar con pantalones ni muy maquilladas, los hombres con pelo largo, aros o barba mejor que nunca dejen un currículo por ahí y para los que ya están adentro y ocupan algún puesto medio hacia arriba, deben al menos una vez al año hacer cumbre en los retiros espirituales para pensar en sus vidas, su país y su compañía. Como si esto fuera poco el capellán de su escuela de servicios es Legionario y algunos de los principios de la empresa son; creer en dios y en las personas, guiar la vida por la moral cristiana y trabajar para ser más dignos y servir mejor a dios. D&S el año 2000 logró ventas por más de 45 mil millones de pesos.

Dos representantes de los grupos económicos más grandes del país también han sido cautivados por los Legionarios. Uno de ellos es Eliodoro Matte, uno de los hombres más ricos del país que maneja la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) y una amplia gama de inversiones en diversos sectores, este hombre es Presidente del Centro de Estudios Públicos (CEP) e integra el Consejo Superior de la Universidad Finis Terrae en representación de los Legionarios de Cristo. Guillermo Luksic (tercer grupo económico del país) es Presidente del Directorio de Quiñenco, (CCU), VTR y Telefónica del sur y Madeco. Además es Director de las empresas Luchetti y Banco de A. Edwards. Pese a ello dedica bastante tiempo y recursos a su congregación legionaria. Otro Legionario de primer nivel por su poder y la influencia que tiene en todos los ámbitos del país es el Director y dueño de la cadena El Mercurio, Agustín Edwards, quien también, es Presidente de la Fundación Paz Ciudadana. La lista del empresariado legionario criollo continúa con; Juan Obach (Pdte. de Masisa y socio de Pathfinder), Sergio Cardone ( Director de Falabella), Felipe Lamarca (ex Pdte. de la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFFA) entre otros.

Este Año, en uno de los seminarios dictados en Generación Empresarial, el Vicario español, Luis Garza, dictó la pauta de trabajo para los próximos años del ejército de Cristo y sus aliados en Chile."Debemos luchar por la vida y por la familia, que son los campos en donde se está librando la guerra de la transformación de la cultura de una manera más dramática; hay que salvar el concepto de mujer y el papel de los padres dentro de la familia. Comprometámonos también en esto. Ustedes pertenecen a un país que es algo así como el último bastión. No tienen divorcio, no tienen aborto, es un país sano, tienen una serie de principios y tradiciones".

Para finales de este año (25-31) los Legionarios tienen programado un encuentro para jóvenes de su movimiento Regnum Christi aquí en Santiago. Dicho encuentro tendrá un selecto grupo de expositores, algunos de ellos son; el Cardenal Francisco Javier Errázuriz, Monseñor Andrés Arteaga (obispo auxiliar de Stgo.), Raúl Madrid (Secretario General de la U. Católica), Raúl Hasbún y la diputada electa de la UDI por Providencia y Ñuñoa, Marcela Cubillos, una legionaria que hizo una campaña millonaria para llegar al parlamento.

Bastante es lo que han hecho los Legionarios en Chile, de seguro deben tener una serie de otras obras andando y una amplia gama de súbditos nacionales de primer nivel. Esta breve pincelada al trabajo nacional de los Legionarios sirve para reconocer su férrea voluntad por ganar espacios que sean importantes para el desarrollo, transmisión e injerencia de su ideología en la sociedad. Al respecto Muñoz sentencia "Si bien es cierto que es un movimiento nuevo en Chile, ya por la cantidad de personajes que está detrás de todo esto, ya están influyendo bastante en la sociedad chilena. Por algo salen los masones planteando que la iglesia es fundamentalista. Los Legionarios de Cristo también son una especie de fundamentalismo que hay dentro de la Iglesia Católica, así como lo es el Opus Dei, y así como lo fue de alguna manera también FIDUCIA que es un grupo distinto, pero que tenía como objetivo propagar lo que era la doctrina más tradicional de la Iglesia católica".
www.rebelion.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...