22 de mayo de 2008

Defensa de derechos laborales en discurso de Bachelet ofusca a la derecha

La Alianza en la encrucijada

Con anuncios en materia laboral Bachelet abre temporada de campañas. Aunque en el tema de la negociación colectiva no hubo acuerdo al interior de la llamada Comisión Meller, la mandataria sorprendió a la derecha anunciado una serie de iniciativas en esa línea. Lo que, por un lado, ratifica la tesis de que las materias laborales son la mejor carta de la Concertación para enfrentar procesos electorales y, por otra parte, le entrega al ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade, la manija del debate político para los próximos meses.

Claudia Rivas A., El Mostrador.cl

En la que fue la cuenta pública más larga de su administración, la Presidenta Michelle Bachelet hizo un extenso balance acerca de los logros de su gobierno. Junto con ello, los anuncios en el área social fueron acogidos favorablemente por la Concertación y, como era de esperar, la derecha se mostró decepcionada por la “falta de autocrítica”. Pero las propuestas en materia laboral son, sin duda, las que generarán más controversia dado que el período que resta de su mandato estará marcado por procesos electorales.

Desde el regreso a la democracia las reformas laborales han sido el talón de Aquiles de la Alianza y la fortaleza en que se han sustentado los triunfos electorales de la Concertación. No por nada el senador Pablo Longueira (UDI) adjudica la derrota de Joaquín Lavín, frente a Ricardo Lagos, a los proyectos sobre esta materia que Eduardo Frei envió al Congreso entre la primera y segunda vuelta, durante la disputa presidencial de 1999.

Todo indica que de frente a las municipales de octubre el escenario no será distinto. En la Concertación y en el mundo del trabajo están concientes de que las reformas laborales son un tema sensible para la oposición y no menos para el empresariado. Tanto es así que tras el discurso de la mandataria el presidente de la CUT, el socialista Arturo Martínez, advirtió que “vamos a estar atentos a los contenidos de los proyectos que representen nuestras demandas y que lleguen al Parlamento lo antes posible”.

Ello porque Bachelet asumió el compromiso de avanzar en materia de negociación colectiva y en el fortalecimiento de los sindicatos. “Queremos más y mejor negociación colectiva, porque esa es la mejor herramienta para asegurar el fluido diálogo entre trabajadores y empresarios”, dijo.

A partir de esta premisa hizo una serie de anuncios en la línea de consagrar una antigua aspiración de los trabajadores que apunta a fortalecer los sindicatos. Por lo que eliminar la posibilidad de constitución de grupos negociadores paralelos es considerado un avance importante por Martínez. Pese a ello el dirigente de la multisindical recordó que la eliminación del reemplazo durante la huelga es aún una deuda pendiente.

Pero en la Concertación admiten que los avances que intenta hacer Bachelet en esta materia chocarán “inevitablemente con el rechazo que la derecha siempre ha manifestado a los cambios en este ámbito”.

De hecho, el senador socialista Pedro Muñoz reconoce que si el gobierno envía en los próximos meses los proyectos tendientes a fortalecer el aparato sindical, este debate “puede formar parte de las contiendas municipales”. Asimismo, si la discusión se prolonga más allá de octubre “no podría negar que también va a tener incidencia en las parlamentarias y presidenciales” del próximo año.

Ello porque en el oficialismo están ciertos, por experiencias anteriores, de que los temas laborales “no concitan el respaldo de la derecha”. Aunque Muñoz cuenta con la posibilidad de que las iniciativas se puedan aprobar con el respaldo de los independientes, que podrían alinearse con la Concertación.

Negociación colectiva este año

La determinación de la Presidenta de abordar el tema de la negociación colectiva y el fortalecimiento sindical, también señala la línea que adoptará en lo que resta de su mandato, en materia laboral. Para un importante sector de la Concertación además demuestra la “afinidad” de la mandataria con las ideas promovidas por el ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade.

Si bien acogió algunas de las propuestas del Consejo de Equidad, como el subsidio al trabajo y el mejoramiento al seguro de cesantía, a las iniciativas ligadas a la negociación colectiva les dio especial relevancia, pese a ser resistidas por un amplio espectro de los integrantes de dicha instancia.

Así, pese a quien le pese, Andrade asumirá un rol político relevante en los próximos meses. De hecho, aunque Bachelet no dio fecha para enviar al Congreso el proyecto sobre negociación colectiva, el secretario de Estado aseguró que será “este año, de todas maneras” y aclaró que ya el gobierno tiene la información de la labor realizada por la Comisión Meller en esta materia, por lo que ahora sólo resta elaborar la iniciativa. Admitiendo que al interior de la mencionada instancia hubo controversia respecto a este tema.

A juicio de Andrade lo que hizo la mandataria al incluir en el mensaje de este año la necesidad de avanzar en materia de negociación colectiva no fue más que honrar su palabra. Recordó que “es el cumplimiento de una promesa que la Presidenta tiene hecha en su programa. Más y mejor negociación colectiva está inscrito dentro de sus compromisos programáticos y lo que ha hecho hoy día no sólo es reiterarlo, sino que lo más importante es que ha fijado un cierto marco para que ese compromiso se cumpla”.

El ministro valoró también el anuncio acerca de eliminar la inhabilidad que pesa sobre los dirigentes sindicales para postular a cargos públicos, lo que actualmente les impide llegar al Parlamento. Una medida con nombre y apellido, ya que el actual presidente de la CUT está explorando hace tiempo la posibilidad de postular al Congreso.

Pero lo más decidor es que aunque los proyectos aún no ingresan al Congreso, ya se abrió el debate. A sólo minutos de concluido el mensaje presidencial, la UDI criticó la importancia que la mandataria dio al fortalecimiento del sindicalismo dado que, según lo ven en la tienda opositora, el porcentaje de trabajadores sindicalizados es ínfimo.

A lo que Andrade respondió que viniendo de la UDI “eso no es una novedad” y que el gremialismo no quiere ver en el anuncio “el sello social del gobierno”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...