27 de marzo de 2008

Reunión de Rectores europeos y universidad pública. Protestas estudiantiles.

Los estudiantes reciben con protestas a los rectores europeos
Defensores y críticos del proceso de Bolonia coinciden en Barcelona

SEBASTIÁN TOBARRA - Barcelona - 27/03/2008, El Pais.

Tres centenares de rectores y de dirigentes universitarios europeos se reúnen desde hoy y hasta el sábado en Barcelona para debatir los cambios en la educación superior. La Asociación Europea de Universidades, el lobby del sector, tratará los cambios en medio de las protestas estudiantiles contra el proceso de Bolonia.

Por un lado, 300 rectores y dirigentes de 46 universidades europeas se reúnen para tratar los cambios. En paralelo, los críticos con Bolonia -sindicatos de estudiantes y algunos profesores- han organizado a toda prisa un foro alternativo y crítico con la reforma y en defensa de la universidad pública, que creen amenazada.

El pregonado proceso de Bolonia, que llevará cambios profundos en las universidades ya ha arrancado. En España, algunas carreras ya se han adaptado este curso al Espacio Europeo de Educación Superior. El grueso lo harán el próximo.

"Las carreras no pueden diseñarse sólo pensando en el mercado, aunque también. Hay que tener en cuenta su función social. Hay un peligro de mercantilización de la universidad. La clave es si la enseñanza es una mercadería, un objeto de negocio directo o un servicio público", dijo ayer el catedrático de la Universidad Politécnica de Cataluña y ex rector de esta universidad, Josep Ferrer, en la presentación del Fórum Social para la Universidad Pública.

Este fórum desarrollará debates paralelos a los de los de rectores y se manifestará cada día ante las puertas del edificio histórico de la Universidad de Barcelona, donde se celebrarán las conferencias de la Asociación Europea de Universidades.

La ministra de Educación en funciones, Mercedes Cabrera, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, participarán en la apertura de la reunión de los rectores acompañados por el rector de la Universidad de Barcelona, Màrius Rubiralta, que ejerce de anfitrión, y del presidente de los rectores europeos, Georg Winckler.

Expertos y rectores abordarán los cambios en la economía y las demandas de las universidades, las formas de gobierno de los centros de enseñanza superior y las necesidades de conocimiento de la sociedad.

"Tenemos que ser capaces de organizar el movimiento estudiantil", dijo Albert Claret, estudiante y miembro de la Plataforma Movilizadora en Defensa de la Universidad Pública, que agrupa a varios sindicatos de estudiantes. "Las reformas que se están haciendo no abordan la financiación de estos cambios y hay un déficit de participación de la comunidad educativa", recalcó este estudiante. Otro estudiante,Aitor Moreno, dijo: "Los rectores no nos han invitado a los debates. Bolonia cambia la forma de trabajar. Se carga de trabajo al estudiante. La gente que trabaja necesita más becas para seguir en la universidad".

Otro docente, el profesor de Teoría Política de la Pompeu Fabra, Raimundo Viejo, dijo: "No estamos en contra de Bolonia pero sí en contra de cómo se está haciendo el cambio", dijo este profesor. "No estoy de acuerdo en que las carreras se diseñen sólo pensando en su utilidad para las empresas. Además, se están haciendo reformas sin dinero y faltan becas para afrontar los cambios en la manera de enseñar y para llevar a cabo la movilidad de los estudiantes que se pretende", agregó este profesor.

La declaración de Bolonia la han firmado 45 países europeos, entre ellos España. Busca crear un sistema de títulos comparables entre países basado en dos niveles: grado y posgrado. También pretende establecer un sistema de créditos comunes, favorecer que alumnos y profesores se muevan por los países y cambiar la manera de impartir la docencia: menos clases magistrales y más prácticas y tutorías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...