21 de marzo de 2008

La UAM de mexico: 48 dias de huelga

El sindicato, tras nuevo plan de acción para lograr respuesta a algunas más de sus demandas

El SITUAM insiste en que se regrese a la mesa de diálogo; no hay más autoridades

Laura Poy Solano, La Jornada.

Al expirar el plazo de 24 horas propuesto por las autoridades de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) para dar por concluida la huelga que se ha prolongado por 48 días, con la entrega de 100 por ciento de los salarios caídos, el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (SITUAM) reiteró su llamado a la representación universitaria a volver a la mesa de negociación.

Reunidos en comité de huelga, los trabajadores ratificaron el acuerdo de eliminar su demanda de 35 por ciento de incremento, por la aplicación de un aumento de 10 por ciento en el tabulador salarial, así como la demanda de un bono de 6 mil pesos que deberá ser permanente y anual.

Hasta el cierre de esta edición, los delegados continuaban debatiendo un nuevo plan de acción, así como la estrategia de negociación con las autoridades universitarias, quienes reiteraron su negativa a volver a la mesa de diálogo.

En el contexto de la discusión sobre el rumbo que deberá tomar el movimiento de huelga, una vez que las autoridades universitarias dieron a conocer su posición de retirar de manera definitiva la oferta de entregar 100 por ciento de los salarios caídos, luego de que se rechazara la iniciativa presentada por el rector José Lema Labadie, los trabajadores insistieron en que el SITUAM “no funciona bajo ultimátum ni con amenazas”.

En entrevista por separado, Javier Melgoza Valdivia, secretario general de la UAM, calificó de “irresponsable” que el sindicato “acepte nuestra propuesta de 100 por ciento de salarios caídos pero al mismo tiempo quiere seguir en huelga”, y afirmó que la institución sólo reitera los planteamientos presentados hasta el pasado 7 de marzo, en los que propone un incremento de 4.25 por ciento directo al salario, 1.2 en prestaciones, reapertura del Centro de Desarrollo Infantil número 3, la creación de 37 plazas en la unidad Cuajimalpa, así como la aplicación de un programa anual de capacitación, entre otros, a pesar de que la propuesta de la UAM difundida este martes eliminaba todas las iniciativas adicionales al paquete económico.

Melgoza insistió en que “no habrá nada más; ya hicimos nuestro mayor esfuerzo y ahora solicitamos al sindicato que nuevamente analice y pondere las propuestas que le presentamos”.

El funcionario afirmó que la mesa de negociación “ya dio todo lo que podía generar, a pesar de que fue un mecanismo que permitió hostigamiento, injurias, agresiones verbales y físicas, pero que aun así nos permitió conocer la postura de los trabajadores, por lo que creemos que está totalmente agotada”. Agregó que la universidad sólo espera recibir una “respuesta por escrito” sobre las propuestas ya presentadas.

Ante esta resolución de las autoridades universitarias, el comité de huelga inició cerca de las 20 horas un debate sobre las estrategias que propondrán para destrabar el conflicto que mantiene suspendidas las actividades académicas y administrativas de la institución desde hace casi siete semanas; sin embargo, los trabajadores continuaban con la discusión sin alcanzar un acuerdo, ya que demandaban que la base trabajadora se mantuviera “bien informada, para poder tomar decisiones y tratar de alcanzar una solución al conflicto”.

Medida drástica

En un anuncio sorpresivo, trabajadores de las unidades Xochimilco e Iztapalapa decidieron iniciar una huelga de hambre en demanda de la resolución de los 11 puntos estratégicos presentados en la mesa de negociación.

Alejandra Hernández González, empleada de vigilancia, dio lectura a un documento dirigido a la comunidad universitaria, a los trabajadores sindicalizados y a los medios de comunicación en el que señala la decisión asumida por cuatro empleados ante lo que calificó de “actitud de negligencia y cerrazón” por parte de la representación universitaria, así como de una posición “confusa en su visión política y de ineptitud” del comité ejecutivo. Indicaron que no van a suspender su protesta hasta que no se alcance la resolución “total” de sus demandas.

Los trabajadores que iniciaron la huelga de hambre, además de Hernández González, son Benita Rodríguez Sánchez, Angélica Valencia Fernández y Félix Andrés Hernández, a quienes se sumaron dos estudiantes de la asamblea estudiantil de Iztapalapa, Luis Barrera Fuentes y Roberto López Mejía, además de Julieta Rincón Carreño, de Xochimilco.

Hasta el cierre de esta edición continuaba el debate para definir la postura del SITUAM en torno al inicio de esta huelga de hambre, así como la definición de un nuevo plan de acción, que podría incluir la instalación de un plantón en el Zócalo capitalino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...