1 de abril de 2008

Universidad de Valparaíso, nuevos problemas.

U. de Valparaíso en toma por inminente cierre de sede en Santiago

Los estudiantes acusan que la universidad adeuda más de 150 millones de pesos en arriendo y se encuentra con orden de embargo.

Rodrigo Mejías, La Tercera

Con serias posibilidades de quedarse sin seguir estudiando se encuentran los alumnos de la Universidad de Valparaíso, con sede en Santiago, debido que la institución adeuda más de 150 millones de pesos por el arriendo del lugar, ubicado en el sector de la Estación Mapocho, y se encuentra con orden de embargo. En cualquier momento los mil 200 alumnos pueden ser desalojados con el riesgo de perder el semestre o, en definitiva, todo el año académico.

Por esta razón, los universitarios decidieron tomarse la institución y hace 26 días que se encuentran protestando por mejores condiciones estudiantiles.

"Lo que queremos es que se aclare nuestro futuro y nos den la tranquilidad de terminar el semestre", afirmó uno de los dirigentes, Leonardo Mascareño.

La solución que entregó la universidad fue trasladar a la mitad de las carreras a otra institución académica y dejar a la otra mitad en la sede de Mapocho hasta el mes de agosto, cuando, supuestamente, sean trasladados a un nuevo edificio.Pero los estudiantes rechazaron la propuesta por el temor a ser desalojados a mitad de semestre.

Según los universitarios, ellos le solicitaron a la rectora (s), Patricia Acuña, que firmara un compromiso ante notario que garantizara que podrían terminar el semestre académico y que en agosto serían derivados a la nueva sede. Sin embargo, ella se habría negado a firmarlo.

Frente a este panorama, los alumnos anunciaron que seguirán en paro y aumentarán sus medidas de presión, llegando incluso a la huelga de hambre.

"Emplazamos públicamente a la Presidenta Michelle Bachelet y al Ministerio de Educación para que inyecte recursos a la Universidad y avancemos en un diálogo para mejorar la enseñanza", dijo Mascareño. El dirigente, también solicitó que el gobierno "se ocupe de qué hacen las universidades con los recursos, porque están jugando con nuestras platas, con nuestras familias y con los sueños que tenemos", sentenció.

El director del campus, Jaime Vera, señaló que dentro de esta semana le darán soluciones concretas al alumnado y que "la intención nuestra es que empiecen las clases lo antes posible".

MALA INFRAESTRUCTURA

Otro de los problemas que tiene la sede de la Universidad de Valparaíso es que su capacidad no alcanza para los más de mil alumnos que tiene actualmente. Los estudiantes reclaman que las instalaciones no son aptas para realizar clases, las salas se llueven, los baños están en mal estado y el edificio no cuenta con la ventilación adecuada.

Además, confiesan que la institución cuenta con sólo cuatro computadores para todos los estudiantes."La sala de computación sólo la pueden utilizar los alumnos que tengan clases de ese ramo y la universidad como no tiene plata, no quiere contratar a alguien que esté a cargo de la sala para que esté abierta toda el día", aseveró Rodrigo Soto, otro dirigente estudiantil.

Según los estudiantes en el último Consejo Académico Ampliado se determinó que la casa de estudios adeuda más de 23 mil millones de pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...