14 de abril de 2008

75% DE POBLACION RECHAZA DECISION DEL TC SOBRE PILDORA DEL DIA DESPUES

(Breve nota sobre la Píldora y la democracia chilena.

Al igual que en otros temas valóricos, como el divorcio en su momento, esta encuesta realizada por La Tercera pone en evidencia la gran diferencia de posición entre las clases dominantes y la opinión de la mayoría de la población. Sin embargo la postura de las elites dirigentes y de los poderes fácticos es sistemáticamente impuesta a la sociedad. Sobre el Divorcio, por ejemplo, pasaron décadas antes que se respetara la opinión mayoritaria del país. ¿Cuanto tiempo pasará antes que los grupos y enclaves conservadores permitan que se asuma dicha tendencia mayoritaria sobre la pastilla del día después? Seguramente, ello ocurrirá sólo cuando la relación de fuerzas sociales y políticas en especial, maduren algo más y lo hagan posible e impongan políticamente esa opinión mayoritaria, porque el conservadurismo local no regalará nada. Este en todo caso es un indicador o revelador más sobre la precaria calidad de la democracia chilena. E.A.).

Según un sondeo realizado por el Centro de Encuestas La Tercera, un 75% de la población cree que la prohibición de entrega del medicamento en consultorios es discriminatoria y un 50% es partidario de que la medida se aplique también a las farmacias. Un 62% le entregaría la píldora a una hija que hubiese tenido relaciones sin protección.

Ana María Morales, La Tercera.cl

Siete de cada 10 personas no está de acuerdo con la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de prohibir la entrega de la "píldora del día después" en los consultorios. La población joven, entre los 18 y 34 años, es la que más se opone al fallo, con un 82% de rechazo.

La gran mayoría, un 75%, cree que esta medida es discriminatoria, porque deja el acceso libre a quienes pueden comprar el medicamento en las farmacias y lo restringe a quienes no tienen recursos. Cuando se les pregunta si la prohibición que afecta al sistema público debe extenderse también al privado, un 50% dice que sí.

Así lo revela un sondeo elaborado por el Centro de Encuestas La Tercera, realizado entre el 9 y 10 de abril. La encuesta se hizo vía telefónica y se aplicó a 400 personas mayores de 18 años, de 49 ciudades del país.

Cuando se les pregunta a los entrevistados si están de acuerdo con la afirmación que hacen los detractores de la píldora respecto de que al prohibir el TC la entrega del fármaco está ejerciendo bien su papel de proteger el derecho a la vida, un 63% no comparte ese planteamiento.

ENTREGA A JÓVENES

La percepción sobre el fármaco también ha cambiado. Hoy un 62% de los encuestados daría el anticonceptivo de emergencia a su hija adolescente en caso de que hubiese mantenido relaciones sexuales sin protección. Hace un año, un 59% aprobaba esa medida.

No obstante, esta disposición no es la misma si se aplica al caso personal o de su pareja. Aquí un 54% señala que tomaría la pastilla y un 43% que no lo haría.

Cuando se pregunta si la entrega del medicamento directamente a los adolescentes sin necesidad de informales a los padres va en contra de la autoridad de los progenitores, las respuestas están divididas: un 54% cree que no y un 42% que sí.

DISTRIBUCIÓN

Un 76% de los encuestados está de acuerdo con el uso de la pastilla y un 22%, no. Mientras, un 86% piensa que la "píldora del día después" ha ayudado a disminuir las cifras de abortos y embarazos no planificados en el país.

Sobre si el fármaco es o no abortivo, un 56% de la población cree que no y un 37% que sí. Este resultado obedece a que aún existen dudas en torno al mecanismo de acción del medicamento. Esto se explica por el debate que enfrenta a los defensores y detractores de la pastilla, cuyos argumentos son diametralmente opuestos. Quienes más dudan del efecto son los estratos socioeconómicos medios y bajos.

Los que defienden el fármaco señalan que éste sólo inhibe la ovulación y que si se suministra cuando esta fase del ciclo menstrual ha pasado, ésta no afectaría el embrión. Los opositores a la pastilla, en tanto, sostienen que ella impide la anidación del huevo fecundado.

Estas diferencias parecen haber llevado a que entre los encuestados no exista una sola posición respecto de quienes deben usar "la píldora". Un 48% opina que debe entregarse sólo en caso de emergencia y un 45% a todas las mujeres que la requieran.

Los hombres son los que se inclinan hacia la distribución masiva del fármaco (55%), a diferencia de las mujeres, que son partidarias de su entrega restringida (56%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...