21 de abril de 2008

CENTRO-IZQUIERDA GANA ELECCIONES PRESIDENCIALES EN PARAGUAY

Abanderado de la centroizquierdista Alianza Patriótica para el Cambio se impuso en los comicios generales celebrados ayer, poniendo fin a la hegemonía que por más de seis décadas ejerció en el país el Partido Colorado.

La Nación.cl

El pueblo paraguayo inauguró ayer con su voto una nueva página de su historia republicana al elegir como Presidente por los próximos cinco años al candidato progresista opositor y ex obispo Fernando Lugo, cuyo mensaje de cambio puso punto final a 61 largos años de permanencia en el poder del Partido Colorado. Aún antes de que el Tribunal de Justicia Superior Electoral (TJSE) hubiese entregado los últimos cómputos oficiales de la elección presidencial, la llegada del abanderado de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC) al Palacio de López -sede del Ejecutivo paraguayo- quedó sellada luego que sus dos principales rivales reconocieran su victoria.

"Así como están avanzando las proyecciones, el resultado es irreversible y reconocemos el triunfo de Fernando Lugo, saludamos al candidato de la Alianza por este triunfo", declaró anoche Blanca Ovelar, candidata del oficialismo colorado. Minutos antes del pronunciamiento de Ovelar, el ex militar Lino Oviedo, aspirante de la derechista Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unace), había aceptado tácitamente el triunfo del centroizquierdista Lugo, aunque puso condiciones para acompañar o no a su futuro Gobierno. "Ningún partido va a gobernar solo", advirtió.

Según los resultados oficiales divulgados por el Tribunal de Justicia Superior Electoral (TJSE), con el 85% de las mesas escrutadas, Lugo, de 56 años, obtenía el 40,21% de los votos, contra el 30,41% de Ovelar. En un distante tercer lugar se situó Oviedo, con el 21,57% de los sufragios. Estas cifras confirmaban los resultados de cuatro proyecciones a boca de urna difundidos una hora después del cierre de los colegios como establece la legislación paraguaya. Estas encuestas daban al candidato de Alianza Patriótica APC y favorito en los sondeos preelectorales, una ventaja de entre cinco y siete puntos porcentuales.

Nada más conocerse las primeras proyecciones oficiales del TJSE, los partidarios del líder progresista salieron a las calles de Asunción y de las distintas ciudades del país para exteriorizar su alegría por el triunfo. En particular los festejos fueron intensos en torno al comando de la APC, ubicado en Asunción.

"Ustedes son culpables de la alegría de la mayoría del pueblo paraguayo en el día de hoy (ayer). Hemos escrito una página nueva en la historia política nacional", dijo Lugo al saludar a miles de sus enfervorizados partidarios apiñados ante su sede electoral. En efecto, Lugo y su amplia coalición, integrada por diez partidos políticos de diverso signo político y 20 organizaciones sociales, sindicales y campesinas, hicieron historia, ya que su victoria implica el fin de 61 años consecutivos de gobiernos del Partido Colorado, incluyendo los 35 de dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

"Desde el último indígena chaqueño hasta el mas pudiente que vive en Asunción, todos los paraguayos tenemos que felicitarnos porque hemos dado un paso de madurez en la consolidación de esta democracia paraguaya", destacó ex obispo de 56 años, simpatizante de la Teología de la Liberación que dejó los hábitos para combatir la pobreza desde la arena política.

PARLAMENTARIAS

Con todo, la permanencia de Lugo en el poder no será fácil, no sólo por los múltiples retos socio-económicos que deberá sortear (ver artículos relacionados), sino que también por el adverso escenario político que heredará. Esto, porque los resultados de los comicios legislativos y locales, que se realizaron en paralelo a las presidenciales, daban como ganador al oficialismo colorado, por lo que Lugo enfrentará un parlamento donde no tendrá mayoría, con frentes abiertos con el sector de derecha de la Iglesia Católica, las Fuerzas Armadas y policiales, y el Partido Colorado.

Los observadores internacionales destacaron ayer el ejemplar proceso electoral en Paraguay destacando la alta participación que superó el 67%. "Queremos felicitar a los paraguayos por la lección de civismo que dictaron", dijo en una rueda prensa María Emma Mejía, ex canciller de Colombia y jefa de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...