3 de agosto de 2008

EXPANSIVA: EL NUCLEO NEOLIBERAL MAS INFLUYENTE DEL GOBIERNO Y DE LA CONCERTACION



Desmitificando al think tank neoliberal de la Concertación

Luego de unirse con la Universidad Diego Portales para crear un instituto de políticas públicas, la influencia del organismo creado por Andrés Velasco vuelve a estar sobre la mesa. Buscando desmarcarse del oficialismo y proyectarse a largo plazo, el think tank apresta sus cartas. LND se inmiscuye en la plataforma que llevó al poder al ministro de Hacienda.

Por Javiera Olivares y Darío Zambra / La Nación Domingo


1. PLATAFORMA PERSONAL DE ANDRÉS VELASCO.

En 1999, en plena campaña presidencial, al entonces candidato Ricardo Lagos le preguntaron en una entrevista dominguera: ¿A quiénes les gustaría tener en su equipo económico? En su repuesta nombró a Nicolás Eyzaguirre, José De Gregorio y Andrés Velasco. Aquella vez, el profesor de Harvard sintió que comenzaba a materializar su idea de instalarse en el piso 12 de Teatinos 120 como ministro de Hacienda. Fue por esos días también que se realizó la legendaria cena en la casa del entonces gerente general de ENAP, Daniel Fernández, que dio origen al think tank. Entre el grupo de nueve fundadores estaba Pablo Halpern, compañero de Velasco en el Grange School. Entonces argumentaron que su norte era crear una plataforma para el debate de ideas. Pero un amigo expansivo del ministro de Hacienda asegura que, en el fondo, "era una maquinaria de Velasco para ingresar al Gobierno. Por eso Expansiva fue siempre más bluff que realidad". Sin embargo, uno de los fundadores de la corporación argumenta que esta tesis es "absolutamente falsa. Nosotros estábamos insatisfechos con el nivel de debate y dijimos: ‘¿por qué no hacemos algo que valga la pena y sea un aporte? Eso de que se creó como una plataforma personal de Andrés es simplemente chaqueteo".

2. Todos son apolíticos.

Patriarca, alma pater, mentor o como quiera calificarse, Andrés Velasco es el padre de los expansivos. Resulta suspicaz pensar entonces que el ministro de Hacienda no plasmara su propia vocación de ocupar cargos de alto poder entre sus hijos.

"No intentaremos conducir el país ni tenemos pretensiones políticas, porque la mayoría ha estado en el sector privado y ninguno necesita las pegas públicas", decía Pablo Halpern, en marzo de 2001, en el lanzamiento oficial de Expansiva. Hoy, con 20 cupos en el Gobierno de Michelle Bachelet que van desde ministros hasta jefes de gabinete (ver recuadro), nadie podría dudar del interés de los expansivos por ser parte de la elite política. "No tienen nada de apolíticos en la medida en que ellos aspiran a ser parte del Gobierno, pero sí tienen una aproximación tecnócrata a las políticas públicas", asegura uno de sus integrantes.

Expansiva es criticado también por las escasas investigaciones de largo plazo que produce. De hecho, su fuerte son los papers. Uno de los intelectuales que fue invitado a uno de sus encuentros asegura que el centro de estudios no es un think tank, pues la mayoría de sus productos publicados son fuente secundaria derivada de otras investigaciones. "No es extraño que haya operado en la práctica como una red de colocación de distintas personas en cargos públicos, ya que trata de influir sobre el gobierno no generando ideas, sino aplicándolas desde los puestos de gobierno que ocupan", asegura.

3. ULTRA PODEROSOS EN EL GOBIERNO DE BACHELET.

El 11 de marzo de 2006 estaban chochos. Tenían apenas cinco años de vida y ya había cuatro de los suyos en un gabinete. Eduardo Bitrán asumía en Obras Públicas, Vivianne Blanlot en Defensa, la ex Expansiva Karen Poniachik en Minería y, en lo más alto, el rey sol: Velasco en Hacienda. Aunque Javier Couso, secretario del think tank, afirma que "la influencia no la medimos por los cargos", lo primero que se dijo es que ese gabinete reflejó el poder de los tecnócratas del centro de estudios. Los políticos resintieron esa influencia relativa y en los primeros dos años del mandato de Bachelet, el tira y afloja con los técnicos fue evidente. Sólo así se explica la salida del gabinete de Blanlot y Bitrán, en marzo de 2006. Uno de sus fundadores sostiene que "al comienzo del Gobierno tuvieron cierta influencia", pero otro de los suyos matiza asegurando que el poder fue relativo.

Un ex ministro sostiene que si bien Expansiva hoy ya no tiene la influencia política de antes, "el poder de Velasco es evidente". De hecho, nadie duda de la excelente llegada que tiene el ideólogo del think tank con la Presidenta. Y en materia económica, no tiene contrapeso en el gabinete. Más aún, Hacienda -la más poderosa de las carteras- está virtualmente secuestrada por los expansivos. Si bien insisten en que lo que les interesa es el ámbito de las ideas, a la salida de los dos ministros del gabinete en 2007, éstos se sintieron poco comprendidos y abandonados por Velasco, quien habría generado una dinámica que lo favoreció sólo a él y su relación con Bachelet.

4. VALLE NEVADO

Con un micrófono cintillo, al más puro estilo de Chayanne en el Festival de Viña del Mar, Andrés Velasco exponía en el Estadio del Banco Central, en la calle Príncipe de Gales 6030. Hablaba sobre la coyuntura económica. Era el año 2001 y muchos de los actuales miembros del Consejo Ampliado participaban por primera vez de una cita en Expansiva.

El directorio en pleno Andrés Velasco, Jorge Marshall, Pilar Armanet, Javier Couso, Daniel Fernández y Jorge Rosenblut, entre otros eran el comité de pórtico y recibían a cada uno de los invitados. Mesas con manteles blancos al estilo de un matrimonio de alcurnia esperaban a quienes ingresaban al salón de exposición. Una vez dentro, se apaga la luz, se enciende la presentación power point y un foco alumbra una esquina del escenario desde donde aparece Velasco para comenzar a exponer. "Era muy glamoroso y producido, realmente me sentía como pollo en corral ajeno, todo estaba perfecto y muy adornado", rememora un asistente primerizo de ese entonces.

Y es que cada cita debe ser al estilo del neoprogresismo. Todo a la hora, con la mejor comodidad, para que cada invitado se sienta como en casa. Eso sí, hay que reconocer que los expansivos de a poco han ido bajando la exclusividad de sus lugares de reunión: si en marzo de 2002 realizaron un encuentro con el CEP en Harvard, más tarde realizarían los encuentros de Chile que viene en Valle Nevado, y ahora preparan su próxima cita, para el primer fin de semana de septiembre, en las Termas de Jahuel. Uno de los directores del think tank asegura que estos lugares no son excluyentes: "A Valle Nevado fuimos en enero, durante la temporada baja y era lo más barato que había".

5. SÓLO POSGRADOS EN USA

Es cierto, no son todos, pero la mayoría de los expansivos pasó por las aulas de algunas de las universidades gringas más top: Harvard, Boston, Stanford, New York, Berkeley, MIT Aunque algunos -los menos- optaron por París y Londres, no es raro ver juntos a un par de ellos cenando en algún restaurante neoyorquino. En realidad todos son gente de mundo, hablan inglés perfecto y la mayoría salió de los colegios más encumbrados de Santiago: el Grange, el Saint George, el Verbo Divino y la Alianza Francesa. A ellos les encanta decir que son hijos de la clase media tradicional, pero siempre los tacharon de elitistas y esnobs, y pocas veces supieron responder a esa crítica. Javier Couso sostiene que Expansiva "tal vez en un comienzo haya empezado elitista, pero con el tiempo acogió a intelectuales de diversos sectores. Por ejemplo, yo soy de clase media". En efecto, hacia 2003 Expansiva era "el" lugar en el que había que estar: lo más cool entre los tecnócratas del mundo progre y el red set liberal. Pero eso era en 2003. Hoy, definitivamente, no lo es.

6. TODOS QUERÍAN SERLO

Hace cinco años era el lugar en el que había que estar si tenías menos de 40 años, un posgrado en el extranjero y querías ser alguien en el left power. Un asesor de La Moneda cuenta: "Yo conocía a muchos profesionales jóvenes que se morían porque los invitaran a Expansiva". Pero nunca nadie los invito. Porque al consejo ampliado sólo se puede ingresar por invitación de otro de los expansivos y sin veto del directorio. Couso aclara: "Raramente se veta, ya que en general los directores han tenido criterios coincidentes con los demás a la hora de proponer personas". Si bien el criterio de su selección es la capacidad intelectual, un profesional que fue invitado a uno de sus seminarios asegura que nunca integrarían a alguien muy pro Estado. Por esa misma razón, muchos contemporáneos progres los miran con desconfianza y dicen que jamás entrarían a ese club de amigos. Un expansivo cercano al directorio cuenta que invitaron a integrarse al entonces director de Presupuestos, Mario Marcel, éste les cerró la puerta.

7. SÓLO GOBIERNOS PROGRE

Autodefinidos como progresistas, liberales, tecnócratas y pro mercado, las decisiones que tomaron durante el gobierno de Bachelet han sido duramente criticadas por sus pares de la Concertación. Los jóvenes proclives al oficialismo, enfrentados a un eventual gobierno de derecha, tendrán que tomar una decisión importante: cooperar o no. Aunque al interior de la corporación aseguran que siempre van a aportan a las políticas públicas desde el mundo de las ideas, la cooperación a nivel de gabinete también es una posibilidad. "Está claro que ellos entraron a la UDP para depurar su trabajo y alejarse de la Concertación, no perder la pega y no desaparecer como think tank", señala un miembro del consejo ampliado.

Al interior del directorio aseguran que, si bien su intención es incidir en las políticas públicas, algunos no descartan la posibilidad de "cooperar", en un eventual gabinete de Sebastián Piñera. "Nuestra labor ha estado siempre inspirada por enriquecer el debate de las políticas públicas desde una mirada que va más allá de quién se encuentre a la cabeza en el gobierno de turno", asegura Uca Pérez, gerente general de Expansiva. // LND


Las claves de los Velasco boys

Las platas: Reciben donaciones de fundaciones como la Ford, Tinker, Hewlett y el BID. Sus miembros aportan cerca de 200 mil pesos al año.

Los integrantes: El directorio tiene 12 integrantes, mientras que el consejo ampliado tiene 88 miembros.

Los papers: Desde 2003 a la fecha en la serie “A foco” se han publicado 140 papers.

La alianza con la UDP: Se venía fraguando hace meses entre los socios fundadores de Expansiva. Sólo hace semanas el directorio ratificó la decisión, que fue unánime. Los integrantes del consejo ampliado se enteraron recién el sábado 26 a través de la prensa.

Las fechas: La próxima reunión del consejo ampliado será el próximo jueves 7 de agosto, donde se discutirá sobre los detalles del convenio con la UDP. Como de costumbre, la reunión incluye cena y se realizará en el Estadio San Jorge. Y la primera semana de septiembre realizarán el próximo “Chile que viene”, en conjunto con el CEP, en las Termas de Jahuel.


La fuerte representación expansiva en el Gobierno

Andrés Velasco, ministro de Hacienda; Marcelo Tokman, ministro de Energía; María Olivia Recart, subsecretaria de Hacienda; Jean Jacques Duhart, subsecretario de Economía; Pablo Bello, subsecretario de Telecomunicaciones; Daniel Fernández, director ejecutivo de TVN; Guillermo Larraín, superintendente de Valores y Seguros; Solange Bernstein, superintendenta de AFP; Carlos Álvarez, presidente ejecutivo de Corfo; Mariana Schkolnik, directora del INE; Luis Felipe Céspedes, asesor senior de Hacienda; Alejandro Micco, coordinador de Mercado de Capitales de Hacienda; Eduardo Bitrán, presidente del Consejo de Innovación; Pilar Armanet, embajadora de Chile en Francia; Pablo Castañeda, analista senior de la Superintendencia de AFP; Alejandro Charme, fiscal de la Superintendencia de AFP; Raúl Arrieta, jefe de comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones; Heidi Berner, jefa de Control de Gestión de la Dipres; Paula Pacheco, asesora de la Subdere; Jorge Rodríguez, jefe de Estudios de la Dipres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...