7 de febrero de 2008

USA: Diez claves del 'supermartes'

Diez claves del 'supermartes'

Hispanos y mujeres votan a Clinton - Jóvenes y negros prefieren a Obama

YOLANDA MONGE - Washington - 07/02/2008

En el campo demócrata, el 5 de febrero conduce a tres conclusiones principales: las mujeres apoyaron a Hillary Clinton, los jóvenes y los afroamericanos apostaron por Barack Obama; y los latinos decidieron darle la espalda al senador de Illinois y apoyar de forma masiva a la ex primera dama.

Éstas son las claves de los resultados:

- Mujeres. Casi seis de cada diez blancas votaron por Clinton. Aunque es cierto que Obama recortó su distancia con su adversaria respecto al voto femenino de anteriores elecciones y ha contado ahora con el apoyo de casi cuatro de cada diez blancas.

- Hispanos. Clinton cosechó prácticamente todo el voto latino (64% frente al 34% obtenido por Obama), especialmente entre las mujeres, ya que dos tercios de ellas declararon haber votado por la mujer del ex presidente Bill Clinton.

- Afroamericanos. El 86% de los hombres negros y el 79% de las mujeres de esa misma raza acudió a las urnas a votar por Obama. Clinton, que partió esta campaña como una de las políticas predilectas de la comunidad afroamericana, continúa perdiendo terreno en este ámbito.

- Jóvenes. Obama siguió dominando el voto joven con casi el 60% de los sufragios. Mientras que sólo un 38% declaró haber votado por la senadora. El senador consolidó su mayoría entre los más jóvenes en casi todos los Estados y en algunos lo hizo en cantidades de dos contra uno respecto a Clinton. Sin embargo, sucedió lo contrario entre los mayores que, excepto en Illinois (Estado en el que nació políticamente Obama), mostraron su preferencia por la candidata.

- Blancos. El retrato ha salido difuso. Ambos candidatos demócratas obtuvieron más o menos la mitad del voto de los hombres blancos, aunque en algunos Estados lideró Obama y en otros Clinton. Es de resaltar que la retirada la semana pasada del tercer candidato en discordia, John Edwards, ha podido ayudar al político negro, que en total y de costa a costa, ha cosechado más de una cuarta parte de los votos que hubieran sido de Edwards.

- Misuri. Es un Estado importante tanto por ser reflejo de los independientes como por estar considerado como un swing state, es decir, uno de esos Estados que en unas elecciones presidenciales puede inclinar la balanza a favor de uno u otro partido. En Misuri no es necesario registrarse en uno de los dos partidos para votar. Los dos candidatos demócratas habían batallado en Misuri como en ningún otro lado. Obama se apuntó en la noche del martes en su haber este Estado, cuyo voto en los últimos cien años ha coincidido siempre, excepto una vez, con el candidato que al final ha llegado a la Casa Blanca.

- El 'no-efecto' Kennedy. A pesar del masivo apoyo recibido por parte del clan Kennedy, Obama no fue capaz de atraer de forma masiva ni el voto blanco ni el de la clase trabajadora ni hacerse con Massachusetts, hogar de la familia real estadounidense. Perdió por 15 puntos.

- El sur. Se ha demostrado que esta región no es inexpugnable para un negro. Además de la aplastante mayoría entre su raza, Obama tuvo un decente 39% entre los blancos en Georgia y un 30% en Alabama.

- La economía. Quienes consideraron que la economía es el principal problema del país votaron por Clinton.

- Irak. Para los que se preocupan especialmente por la guerra, Obama fue su candidato, elegido con el 55% de los votos. La senadora Clinton aglutinó el 40% de los que están descontentos con la marcha en Irak.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TU COMENTARIO...